chichi robo

Una joven pareja “mechera” de Regina fue detenida en Chichinales  

Los jóvenes de 18 y 21 años fueron reducidos por los empleados de la tienda. Horas más tarde recuperaron su libertad. “Lo más triste es que no son chicos que tengan necesidad de salir a robar”, comentó el damnificado a LCRegina

 

 

Chichinales – Dos jóvenes de 18 y 21 años fueron sorprendidos por los empleados de una tienda de Chichinales cuando intentaban robar un par de remeras. Una vez que lograron recudir a la de menor edad, el otro sujeto se dio a la fuga en una moto de 150 cc. Minutos más tarde regresó pero para ese entonces los hijos del damnificado y la policía ya estaban en el lugar.

El hurto de las prendas se produjo en la tienda Lila de calle 9 de Julio y Primera Junta alrededor de las 17,45 horas del martes. Desde el comercio se indicó a LCRegina que mientras la chica de 18 años intentaba distraerlos, su compañero de 21 ingresó al probador con varias remeras. Cuando intentó retirarse sin comprar nada pero con las prendas debajo de la vestimenta que traía puesta, los empleados intentaron retenerlo.

Si bien éste logró huir y darse a la fuga en una moto Corven de 150 cc en la que había arribado al local, no pudo hacer lo mismo su pareja tras ser aprehendida. Sin embargo una vez que ocultó la moto el sujeto regresó a la tienda a pie en busca de la joven pero nuevamente se fue al observar la presencia de los hijos del damnificado y la inminente llegada de los efectivos policiales.

Finalmente la chica fue llevada a la comisaría 40 y luego también quedó aprehendido el joven. Horas más tarde ambos recuperaron su libertad.

Si bien el individuo se alcanzó a llevar dos remeras, una logró ser recuperada. “No es de gran valor lo que se robaron pero lo más triste es que no son chicos que tengan necesidad de salir a robar y si lo hacen es porque es más fácil eso que hacer algo más productivo. Yo tenía 11 años cuando papá me llevó a trabajar, lamentablemente hay muchas cosas que cambiaron para mal y esto es el resultado de ello y genera tristeza. Hasta que no nos involucremos más como sociedad y evitemos el ‘no te metas’, no veo que cambie la situación”, reflexionó el damnificado.

 

 

 



A %d blogueros les gusta esto: