IMG-20201222-WA0002

Uatre: abandonaron el edificio pero seguirán con el reclamo y el pedido de renuncia

Villa Regina – Luego de permanecer tomado por poco más de 24 horas, en horas de la tarde del martes los trabajadores rurales autoconvocados se retiraron de la sede de Uatre de Villa Regina. De todas maneras indicaron que no hubo una respuestas a sus demandas por lo que adelantaron que volverán a tomar medidas de fuerza a la brevedad.

La decisión de abandonar las instalaciones de calle Saavedra de barrio Belgrano fue para no perjudicar a quienes debían concurrir para hacer trámites en Osprera. “Jamás se les negó la entrada al personal de la obra social pero ellos no quisieron presentarse a trabajar mientras estuviéramos ahí y viendo que había mucha gente que iba a buscar las ordenes decidimos abandonar el edifico. Pero esto no quiere decir que el reclamo cese, al contrario, sigue y vamos a volver con más medidas de fuerza porque exigimos la renuncia de Cariman (Pablo)”, manifestó uno de los trabajadores a LCR.

Cabe recordar que la manifestación comenzó durante la mañana del lunes cuando las personas autoconvocados, afiliadas al gremio, se presentaron en la seccional local de Uatre para denunciar el abandono por parte de las autoridades locales, por lo que solicitaron la renuncia del Secretario General Juan Pablo Cariman.

A la hora de expresar su descontento, los obreros dijeron no tener el acompañamiento del gremio hacia sus reclamos, especialmente por la zona desfavorable. “Es un gremio de puertas cerradas, Cariman ya no nos representa ya que representa otros intereses, por eso queremos su renuncia”, dijo uno de los trabajadores.

Entre otros planteos también se hizo mención al bono y a la entrega de la caja navideña, “la cual parece ser selectiva”, se agregó.

A medida que pasaron las horas y el Secretario General no se hizo presente en el lugar para hablar con los manifestantes y recibir un petitorio, los autoconvocados decidieron después del mediodía tomar la sede gremial.

Ya en horas de la tarde se presentó la fiscal Vanesa Cascallares para acercar a las partes y tratar de dar intervención a la Secretaría de Trabajo. Sin embargo esto último tampoco  fue posible ya que Trabajo no intervino por considerar que se trataba de un conflicto gremial y no de un reclamo hacia una empresa.