muni-regina-2-2

Sobre tema combustible, desde el Ejecutivo se indicó: “Difamaron a Daga y según investigación interna resultó ser responsabilidad del entonces gobierno de JSRN”

A partir de una denuncia viralizada a través de las redes sociales que daba cuenta de un faltante de combustible en el pañol municipal, desde la Dirección de Comunicación Institucional se emitió un comunicado de prensa, bajo el título “Difamaron a Daga y según investigación interna resultó ser responsabilidad del entonces gobierno de JSRN”.

El comunicado señala lo siguiente:

“En referencia al informe solicitado por la contadora municipal el 2 de septiembre del 2019, dos años y medio más tarde, y luego de obtener los resultados de la investigación interna solicitada por el intendente, el Ejecutivo municipal aclara lo siguiente:

En primer lugar, se destaca que según informe del licenciado en Seguridad e Higiene, Gustavo Morel, no se trata de un robo de combustible sino de una falla en la medición y lectura de la cisterna y el surtidor y, en menor medida, de pérdida y desperdicio por mal funcionamiento de los mismos. Ambas situaciones nunca fueron registradas contablemente.

En segundo lugar, se detecta que el primer informe realizado por el profesional de Seguridad e Higiene, firmante en aquel entonces, fue presentado el 21 de julio de 2014, en donde se encontraron las primeras anomalías en la cisterna y en el surtidor, y el segundo informe, el cual detalla los litros no registrados  fue presentado el 4 de febrero de 2016 a los funcionarios de Juntos Somos Río Negro. El mismo expresa claramente que cada 100 litros que se cargaban el error de medición era de 8 litros. El entonces gobierno de Juntos Somos Río Negro, a pesar de tener esta información, tardó un año en cambiar el surtidor y, además, la ocultaron ya que jamás registraron estos informes en el sistema administrativo municipal. Es decir, hasta febrero de 2017 hubo errores en la medición y derrames como consecuencia de la inacción del entonces intendente de JSRN, Daniel Fioretti, y su gobierno. Esto no es responsabilidad de la actual gestión como se quiso involucrar con claras intenciones políticas en el marco de una campaña electoral.

En tercer lugar, según los dos documentos durante el periodo 2014/2017, debido a las fallas mencionadas, no se registraron contablemente 50.400 litros y la diferencia con lo expresado por la contadora se encuentra en la cisterna, con capacidad de 9 mil litros, y en toda la flota vehicular municipal.

En cuarto lugar, cabe mencionar que este órgano de control del municipio no advirtió esta situación durante más de dos años y medio, haciéndolo recién en septiembre de 2019, observando a otra gestión que no es la involucrada en el hecho, en momentos electorales con todo lo que conlleva y los efectos que puede producir la desinformación y su utilización por intereses políticos.

En quinto lugar se informa que, a diferencia de otras gestiones, el actual intendente ha enviado toda la documentación al Fiscal Municipal para que investigue y tome las medidas pertinentes.

Por todo lo expuesto, queda más que claro que el secretario, Máximo Daga, y toda la actual gestión de gobierno, no tienen absolutamente nada que ver con la situación y la acusación realizada ya que hasta septiembre del 2017 gobernó JSRN”.

Comentarios de Facebook