5ta policia

Seguirá preso tras golpear, encerrar y amenazar con un cuchillo a su pareja

Fue luego de que la fiscal Vanesa Cascallares solicitara la prisión preventiva para el imputado, pedido al que accedió el juez de Garantías Gastón Pierroni. Como adelantó LCRegina a comienzos de esta semana, la mujer logró ser rescatada por la policía gracias a un llamado anónimo al 911.

 

Villa Regina – El sujeto de 35 años de edad detenido por efectivos de la comisaría Quinta durante la noche del domingo seguirá preso hasta el 28 de mayo. Esto es lo que se resolvió en el marco de la audiencia de formulación de cargos realizada ayer en la Oficina Judicial local, instancia en la que la fiscal Vanesa Cascallares solicitó 30 días de prisión preventiva debido a la violencia que el imputado ejerció contra su pareja.
Según la acusación fiscal, se suscitaron tres hechos. Dos fueron en la vivienda del agresor y otro en la vía pública, resultando una mujer de unos 38 años de edad agredida en varias partes de su cuerpo. El último culminó gracias a un llamado anónimo al 911, el cual alertó a la policía sobre lo que estaba ocurriendo.
“Pese a que el imputado le negaba a la policía que la mujer estaba allí, los empleados policiales insistieron y lograron sacar a la víctima, que seguía siendo amenazada por el hombre”, describió la fiscal durante la audiencia realizada en horas del mediodía de ayer.
Cascallares encuadró el primer y segundo hecho en los delitos de “lesiones agravadas por el vínculo y por ser cometidas por un hombre contra una mujer mediando violencia de género, en concurso real con privación ilegítima de la libertad agravada”.
En relación al tercer hecho la calificación legal esgrimida fue la de “amenazas calificadas, coacción agravada y privación ilegítima de la libertad agravada en concurso real”.
En la audiencia el sujeto fue asistido por la defensora penal pública Celia Delgado, que no tuvo objeciones a la imputación, pero sí se opuso a la prisión preventiva solicitada por la fiscalía.
Sin embargo el juez de Garantías Gastón Pierroni le dio la razón a la fiscal y de esta manera el sujeto quedó detenido en prisión preventiva por los hechos y la calificación legal antes mencionados.
Por este motivo el sujeto seguirá detenido, pero en la comisaría 35, hasta el mediodía del próximo 28 de mayo.
Vale agregar que no sería la primera vez que el sujeto actuaría con este tipo de violencia. En este sentido se informó a LCRegina que el hombre ya había sido denunciado por su pareja durante el transcurso del 2019.

 

EL HECHO

Tal como lo adelantó La Comuna de Villa Regina a comienzos de esta semana, el accionar policial se activó a partir de que una persona denunciara al 911 una actitud de violencia que se produjo en calle Juan B. Justo. En ese lugar un hombre golpeaba a la mujer para finalmente obligarla a subirse a la camioneta en la que se movilizaba.
Una vez advertidos sobre este hecho los efectivos policiales se dirigieron al lugar y tras una serie de averiguaciones lograron ubicar al mencionado vehículo estacionado en calle Lisandro de la Torre. Posteriormente se interrogó al propietario de la camioneta sobre la situación denunciada y si bien éste negó tal acusación, la policía continuó indagando, sobre todo, al observar que en una de las habitaciones se encontraba una mujer.
Luego de varios minutos los uniformados lograron tomar contacto con esta última, la cual continuó relatando que “todo estaba bien” y evitó brindar mayores precisiones. Sin embargo, lejos de creer en lo relatado, se invitó a la mujer a abandonar la propiedad y fue allí cuando el hombre reaccionó de manera violenta, motivo por el que tuvo que ser reducido y detenido.
Una vez en la Unidad Quinta la mujer comentó que luego de una discusión, su pareja comenzó a golpearla y la encerró en una habitación. Si bien en un momento logró escaparse a través de una ventana, rápidamente fue alcanzada por el sujeto en Juan B. Justo. Nuevamente en el domicilio, el hombre la obligó a desnudarse para que así no intentara darse a la fuga y hasta la amenazó colocándole un cuchillo en el cuello para que mintiera cuando se produjo el arribo policial.
Afortunadamente el llamado anónimo y el rápido accionar de la policía evitó que la situación pasara a mayores.



A %d blogueros les gusta esto: