b

Seguirá preso el detenido por el homicidio en Antártida

Así lo resolvió ayer la jueza María Gadano en el marco de la audiencia de formulación de cargos que se realizó ayer. La Magistrada aceptó imponer los 4 meses de prisión preventiva solicitados por la Fiscalía para el imputado, quien es hijo de la víctima. Una vez que se cumplan los protocolos por el COVID, será trasladado al Penal de General Roca.

 

 

Villa Regina – Hasta el mediodía del 14 diciembre de este año el imputado y único detenido por el homicidio de Emilio Fernández (66) permanecerá con prisión preventiva en el marco de la causa judicial en la que se lo acusa de “homicidio agravado por el vínculo”, calificación legal que prevé una pena de prisión perpetua.

La medida cautelar y la calificación legal fueron resueltas durante la tarde de ayer en la audiencia de formulación de cargos vía zoom que fue precedida por la jueza María Gadano y en la que también estuvieron presentes la fiscal Vanesa Cascallares y el Dr Daniel Arce en representación de la Defensa del imputado Juan Manuel Fernández (31).

A la hora de relatar lo sucedido, Cascallares manifestó que el hecho que derivó con la herida de arma blanca sufrida por el hombre de 66 años ocurrió entre las 23 y 23,30 horas del viernes en un domicilio de calle Eva Perón al 266 de Villa Antártida.

Agregó que una discusión entre la víctima y su nieto de 15 años fue lo que desencadenó el fatal desenlace que terminó con la detención del hijo de Emilio tras ser sindicado como el autor de la puñalada en el pecho de su padre. Del episodio fueron testigos las personas que estaban dentro de la casa y los vecinos del barrio.

En la instancia de la formulación de cargos, la fiscal mencionó que hasta el momento el arma homicida no fue encontrada aunque sí reconoció que se secuestró una que deberá ser sometida a pericias para establecer si es la que se utilizó para provocar la herida mortal en la zona del semi tórax izquierdo de Fernández.

Si bien Arce no se opuso a los cargos formulados para la calificación legal, sí lo hizo a la hora en que Cascallares solicitó los 4 meses de prisión preventiva para el imputado. En este sentido, el abogado defensor propuso una pena menos gravosa, puntualmente, que se reduzca la cantidad de meses y que la prisión fuese domiciliaria.

Sin embargo, al momento de referirse a los riesgos procesales la jueza consideró el entorpecimiento de la investigación que provocaría la liberación del detenido ya que éste podría amedrentar a los testigos.

Por este motivo, además de tener por formulados los cargos, le impuso los 4 meses de prisión preventiva al imputado. Debido al protocolo COVID, durante los próximos días el detenido continuará en la Comisaría Quinta para luego ser trasladado al Penal 2 de General Roca.