curvas-930×620

Se realizará un by pass para la reparación del caño de líquidos cloacales

“La obra se ejecuta con personal propio y estimamos que en dos días tendríamos la reparación resuelta por lo que el sábado el servicio estaría normalizado”, se manifestó esta mañana. El costo total del material ronda el millón de pesos.

Cabe recordar que desde el fin de semana vecinos de Don Bosco se comunicaron con LCR para expresar su malestar por los olores nauseabundos que deben soportar desde el pasado jueves.

 

Villa Regina – El Secretario de Obras y Servicios de la Municipalidad de Villa Regina Francisco Lucero ofreció detalles de la obra complementaria que debe realizarse para reparar el caño de impulsión de la red cloacal de barrio Belgrano que pasa por debajo de la ruta nacional 22 a la altura de barrio Don Bosco.

Cabe recordar que desde el fin de semana vecinos de Don Bosco se comunicaron con LCR para expresar su malestar por los olores nauseabundos que deben soportar desde el pasado jueves. «Rompieron la red troncal de acá y el residuo cloacal de todo Regina y que tiene que ir a las piletas, lo están tirando justo frente a mi casa”, comentó una vecina que habita sobre calle Independencia, frente a la plaza Rondini, el último martes.

Sobre la obra complementaria a realizar el funcionario municipal explicó que se deberá realizar un by pass para no romper la cinta asfáltica. Con este objetivo se tramitó el material que llegaría a la ciudad entre hoy y mañana ya que los proveedores no los tenían en stock.

“La obra se ejecuta con personal propio y estimamos que en dos días tendríamos la reparación resuelta por lo que el sábado el servicio estaría normalizado”, manifestó Lucero en declaraciones a FM Del Sol.

Dijo además que el caño que sufrió la rotura es de abesto cemento de muchos años de antigüedad. “Se rompen por dos motivos, uno por el golpe de ariete que sufre la cañería de impulsión, para lo cual estamos trabajando para comprar el equipamiento que proteja a la cañería. También es cierto que son caños viejos que sufren las vibraciones del ferrocarril y la ruta 22”, explicó.

Aclaró que “la planta de barrio Belgrano sigue funcionando porque de otro modo rebalsan las cámaras, tenemos que seguir impulsando los líquidos cloacales y no teníamos otra alternativa que drene por el Arroyo Salado”.

“El material ya está tramitado y llegarán entre hoy y mañana. Tenemos que hacer un by pass porque el caño está enterrado a una profundidad de 2,5 metros, es imposible trabajar a pala en ese lugar”, precisó.

El costo total del material ronda el millón de pesos.