Muni Huergo

Se estableció el Estado de Emergencia económica, social y de servicios en Huergo

Ingeniero Huergo – En el contexto de la crisis desatada por la pandemia del Coronavirus, a través del Decreto N° 6816 el Poder Ejecutivo Municipal declaró la Emergencia Económica, Social y de Servicios en todo el ejido de la localidad. La medida fue resuelta con el fin de adoptar medidas rápidas, eficaces y urgentes para garantizar la atención social y de servicios apropiadas a la emergencia.
Por medio del decreto se determinó realizar una readecuación en los plazos, vencimientos y mecanismos de pago en relación a las obligaciones derivadas de las Ordenanzas Fiscal y Tarifaria vigentes, en forma exclusiva y en favor de aquellos rubros y actividades que se vieran afectados por la aplicación de medidas restrictivas para la producción de bienes, prestación de servicios o la atención al público, en el marco de la emergencia.
Asimismo se resolvió efectuar los convenios necesarios con organismos y/o instituciones públicas y/o privadas, en el marco de la respuesta integral de la emergencia.
A su vez, se dispuso la revisión de las condiciones de la totalidad de los contratos referidos a compras y contrataciones de bienes, servicios, suministros y obra pública, celebrados con anterioridad a la vigencia del presente Decreto, y que se encuentran en curso de ejecución. En este sentido, estas facultades referidas implican la posibilidad de suspender, modificar, anular, rescindir y/o resolver las contrataciones en cuestión, en virtud de razones de oportunidad, mérito o conveniencia.
El decreto también estipula renegociar los cánones y contraprestaciones ya establecidas por el uso de bienes del dominio municipal objeto de concesión y/o permisos otorgados, y/o para la prestación de servicios públicos, pudiendo declarar la caducidad de los mismos. Todo ello, con el fin de lograr la superación de la emergencia declarada por la presente normativa.
La emergencia comprende, además, la prestación de los servicios públicos a cargo de la municipalidad y la ejecución de los contratos vigentes con proveedores de bienes y servicios, obras o servicios públicos, pudiendo revisarse los mismos en cuanto a montos, plazos de ejecución, volúmenes de provisión y condiciones de financiamiento, a fin de renegociarlos y adecuarlos a las reales posibilidades del municipio.
Este decreto tendrá una vigencia de 365 días, pudiendo prorrogarse en los términos y plazos conforme evolucione la emergencia epidemiológica.