complejo judicial

Se construyó la base del Complejo Judicial de Regina

Las bases para la construcción del Complejo Judicial de Villa Regina ya están cubiertas de hormigón. En los últimos días finalizó la primera etapa de colocación de las fundaciones que darán sustento al edificio único del Poder Judicial en la ciudad.

Cuadrillas de obreros de la empresa Urban S.A., ganadora de la licitación pública para la entrega “llave en mano” del edificio, trabajaron con camiones mezcladores y un camión con bomba pluma para colocar el hormigón en el primer tramo de bases para el edificio que tendrá una superficie cercana a los 2.700 metros cuadrados cubiertos. Y mientras comienza el fraguado de esa primera etapa, los trabajadores inician el armado de hierros para el segundo tramo de fundaciones, previsto para la segunda semana de mayo.

Los primeros trabajos en la obra se vieron a mediados de enero, con las tareas de cerramiento y colocación de postes. El movimiento de suelo en el terreno de la avenida General Paz y Belgrano se realizó durante febrero. En marzo, finalizada la nivelación, comenzó el armado y colocación de hierros para fundaciones, etapa que culmina en abril con el hormigoneado de las bases. De acuerdo con los términos de la licitación, la obra tiene un plazo de ejecución estipulado en 720 días y el avance de los trabajos está siendo supervisado por el arquitecto Sergio Agüero, designado por el área de Arquitectura del Poder Judicial luego de una convocatoria pública de profesionales especializados en el rubro.

En el Complejo Judicial de Villa Regina funcionarán todos los organismos judiciales radicados en la ciudad: el Fuero Penal (dos jueces de Garantías y la Oficina Judicial), el Juzgado Civil N° 21, el Juzgado de Familia, el Juzgado de Paz, la Oficina de Mandamientos y Notificaciones, la Delegación del Centro Judicial de Mediación, dos Fiscalías y cuatro Defensorías Oficiales, entre otros.

Cabe recordar que la construcción de este Complejo, cuyo presupuesto ronda los 100 millones de pesos, se enmarca en uno de los objetivos centrales definidos por el Superior Tribunal de Justicia: la consolidación de un patrimonio edilicio propio del Poder Judicial que permita contar con edificios adecuados a la función judicial y a la atención de los usuarios del servicio, reduciendo al mismo tiempo los costos operativos de alquiler y funcionamiento.



A %d blogueros les gusta esto: