reunión en Turismo

Se avanza en el proyecto ‘La Reginense 100 años’

Otro paso más se dio para la puesta en marcha del proyecto ‘La Reginense 100 años’ que prevé, entre otras obras, la creación del Museo del Vino y la Sidra. Ayer el intendente de Regina Carlos Vazzana encabezó la delegación local en el encuentro que se llevó a cabo en la Secretaría de Turismo de la Nación.

Recordemos que tiempo atrás el jefe comunal había formalizado la iniciativa ante el gobernador Alberto Weretilneck, encuentro en el que el gobierno provincial mostró su interés por la propuesta.

En la reunión de ayer en Buenos Aires estuvieron presentes el secretario de Economía y Finanzas Máximo Daga, el Secretario de Desarrollo y Promoción Turística, Alejandro Lastra, el Subsecretario de Desarrollo Turístico, Mariano Ovejero, la Directora Nacional de Inversiones Turísticas, Elena H. Blasi de Rossetti, el coordinador político del Ministerio del Interior para Río Negro, Juan Martín y el arquitecto Daniel Flores de Fundesur.

“Este es un proyecto de gran relevancia para el futuro de nuestra ciudad, va a mejorar el turismo, potenciar emprendimientos productivos, generará empleo y además, la segunda etapa, brindará respuestas a la demanda habitacional de la comunidad universitaria reginense”, dijo el intendente.

En principio lo que se avanzaría en una primera etapa es con el Museo de la Sidra y el Vino en un trabajo conjunto entre Nación, Provincia, Municipio, Cooperativa La Reginense y Fundesur.

El proyecto consta de un sector de producción, comercialización de la producción propia y de otras bodegas, formando parte de la ruta del vino; un área para emprendedores, vinculados a la producción de vinos, sidras y productos derivados de la fruticultura; otros sectores con investigación enfocada al mejoramiento de la producción, oficinas, comercios, Museo de la Sidra y el Vino y viviendas.

En este sentido, como se indicó, en una segunda etapa se proyecta una futura área a urbanizar con la construcción de departamentos destinados a estudiantes universitarios, docentes e investigadores; mientras que el área ubicada sobre la barda se proyecta como reserva ecológica con la instalación de espacios para el avistaje del paisaje de la meseta y la ciudad.

 

 



A %d blogueros les gusta esto: