00054673

“Primeras horas”: el protocolo para abordar situaciones de violencia por razones de género

La pandemia no sólo incrementó el número de situaciones de violencia, sino que dejó de manifiesto que los domicilios no son un lugar seguro para muchas mujeres o personas del colectivo, por lo cual se estableció que todas las realidades fueran consideradas de urgencia por la secretaría de Igualdad de Géneros de Río Negro.

Fundamentalmente en el esquema de trabajo, se tuvo en cuenta que las violencias psicológicas o económicas, que no son tan perceptibles, son igualmente peligrosas.

Entendiendo la complejidad de esta problemática, la Provincia puso en marcha el protocolo “Primeras horas”, para abordar cada situación de manera interdisciplinaria e interinstitucional.

“Nos ponemos de acuerdo entre las instituciones, que abordamos la denominada ruta crítica, e intervenimos Provincia, Municipios, Salud, Comisarías de la familia y las casas refugios”, explicó la Subsecretaria de Atención Integral a las personas víctimas de violencia, Amanda Almirón, tras reunirse con los equipos que llevan adelante el nuevo protocolo.

Explicó que “se activa a partir del 911, por demanda espontánea o, en ocasiones, por situaciones que se dan en centros de salud. A partir de ahí se convoca a los equipos, para contener y acompañar a la persona”.

Del mismo modo, Almirón destacó que se aplican “dos ejes fundamentales en las intervenciones: por un lado adaptar la estrategia de intervención a la situación, y por otro la interacción directa con la persona que está atravesando por una situación de violencia”.

En ese sentido, argumentó que “las violencias por razones de géneros son momentos y situaciones particulares de la vida de las cuales se puede salir” y alentó a quienes estén atravesando esa realidad “a llamar al 911 o al 144, o acercarse a los distintos SAT de la provincia”.

“Seguimos trabajando en la detección de alertas tempranas en las violencias y en  un sistema que ponga el foco en pensar cómo salir de estas situaciones, porque se puede”, concluyó Almirón.