detenido

¿Por qué no está detenido el agresor de la abuela Dina?

Sigue la indignación por el violento robo sufrido por la abuela de 89 años y la liberación del acusado.

Para el fiscal Juan Carlos Luppi y la Defensora Celia Delgado se trató de un robo simple y como el imputado no registra antecedentes penales no existe jurisprudencia para aplicar una condena mayor a los 3 años de prisión.

Tampoco en la audiencia la fiscalía pudo comprobar si la víctima sufrió heridas graves. Asimismo el médico forense confirmó en las últimas horas que fueron lesiones leves y que no tuvo riesgo de vida.

Por lo descripto el juez Gastón Pierroni no hizo lugar a la prisión preventiva y sí fijó una serie de medidas que el acusado deberá cumplir

Conocé qué se dijo en la audiencia de formulación de cargos y por qué la Fiscalía no avanzó con una acusación más grave

 

 

Villa Regina – Cuando parecía que todo apuntaba a que el sujeto de 19 años sindicado como el autor del violento robo sufrido por la abuela de 89 años Dina Muñoz de Moraga iba a quedar detenido por varios días, en menos de 24 horas recuperó su libertad. Ello ocurrió debido a que no se le aplicó la prisión preventiva durante la audiencia de formulación de cargos que se realizó entre las 12,30 y las 15 horas del miércoles.

Si bien el imputado deberá respetar una serie de medidas cautelares para no ser nuevamente aprehendido por la policía (ver abajo), éste continuará libre hasta el momento en que se arribe al juicio, incluso podría seguir así en caso de recibir una condena. En este sentido el plazo de investigación tiene un plazo máximo de 4 meses, por lo que el debate oral y público se realizará posterior a esa etapa.

Sin embargo, también está la posibilidad que en base a la calificación legal “robo simple” por lo que se lo acusa hasta la fecha, y que formuló el fiscal Juan Carlos Luppi, el imputado reciba una pena condicional, es decir, que tampoco irá a prisión.

También es cierto que la calificación legal es provisoria, con la cual puede ser reformulada y ser de mayor gravedad si se obtienen nuevas evidencias en el marco de la investigación.

LCRegina estuvo en la audiencia de formulación de cargos que se realizó el miércoles a las 12,30 horas en la Oficina Judicial. La misma estuvo presidida por el juez de Garantías Gastón Pierroni, el fiscal Juan Carlos Luppi, el secretario del fiscal Javier Razzeto y la Defensora Oficial del acusado, Celia Delgado. En el recinto también estuvo el sujeto de 19 años, cuya identidad no puede ser difundida por este medio por pedido de la Defensa.

A continuación lo que se expuso en la audiencia:

 

 

EL HECHO

En primer lugar desde la Fiscalía se hizo una descripción del hecho. En este sentido se dijo que previo a saltar un portón de 1.80 metros de alto el imputado ingresó alrededor de las 20,30 horas del lunes 17 a la vivienda de la víctima para agredirla, golpeándole el rostro contra el piso. Se agregó que se desconocía la gravedad de las lesiones ya que las mismas no habían sido especificadas hasta ese momento.

Luego solicitó la calificación legal de “robo con escalamiento en calidad de autor” y explicó la evidencia proporcionada por el gabinete de Criminalística  con la que sustentaba la misma, sobre todo, a partir de la huella de una pisada encontrada a un metro aproximadamente del portón.

 

 

DEL ROBO CON ESCALAMIENTO AL ROBO SIMPLE

 

Desde la Defensa hubo oposición a la calificación y se cuestionó la evidencia presentada por Fiscalía. “¿De dónde saca el gabinete que saltó el portón? No es evidencia suficiente para sostener la calificación legal, la huella no tiene relación con el escalamiento y tampoco el fiscal tiene una prueba testimonial que asegure que el portón estaba con candado. La evidencia de la Fiscalía se sustenta a  partir de una deducción, pero el testimonio de la víctima y de su hija no avalan eso”, argumentó Delgado.

Por varios minutos la discusión se basó en torno a este punto. Para Luppi la huella encontrada por Criminalística era suficiente pero para la Defensora no era evidencia suficiente, incluso el testimonio de la hija de la víctima daba cuenta que el portón habría quedado abierto por un descuido.

Luego para la Defensora tanto el fiscal Luppi como el secretario Razzeto entraron en el terreno de las contradicciones e intentaron introducir nuevas pruebas en la audiencia, las cuales no estaban a disposición de la Defensa y tampoco en el legajo.

Por este motivo se decidió escuchar un audio. “Me agarró de los pelos y me golpeó contra el piso. Le dije: ‘qué te he hecho yo sino te conozco’”, es lo que dijo la abuela y forma parte de un fragmento de la conversación mantenida entra la víctima y el fiscal durante la noche del ataque.

Luego de este momento se pasó a un cuarto intermedio. Durante éste Celia Delgado le recriminó a Luppi su intención de querer forzar la calificación sin evidencia para lograr la preventiva del imputado. “Es ilegal lo que pedís, querés forzar una cautelar y no tenés evidencia, si mañana tenés evidencia reformulá”, dijo.

Finalmente el fiscal le dio la razón a la Defensa y decidió no avanzar en su pedido inicial. “Como es una calificación provisoria y habiendo escuchado el testimonio de la víctima, le asiente a la Defensa la recalificación de la calificación legal”, manifestó Luppi, calificando así el hecho como “robo simple”.

 

 

IRREGULARIDADES EN EL PROCEDIMIENTO

 

Desde la Fiscalía se indicó que la policía tardó dos horas en poder detener al sujeto en 25 de Mayo a partir de la actitud evasiva de éste. En este punto señaló que al detectar la presencia policial, el individuo comenzó a escaparse por los techos y logró ser aprehendido gracias a los vecinos que en todo momento alertaron a los efectivos de la comisaría Quinta.

En forma previa a dicha descripción Luppi explicó que en la noche previa (lunes) el acusado no pudo ser detenido ya que se fugó en el sector de la toma y en esa acción debió abandonar el televisor que había robado. El hecho de ser apedreados por otros sujetos, los cuales serían conocidos en el ambiente delictual, obligó a que la policía se retirara no sin antes llevarse el plasma.

Sin embargo la Defensa también se opuso al modo en que se secuestró el televisor y sostuvo que en el legajo no existe ninguna mención que de cuenta que hubo peligro de fuga. “No tienen elementos de prueba, tampoco queda claro por qué no lo detuvieron esa noche. Es llamativo cómo a mi defendido lo reconocen y no así a todos aquellos que ‘serían conocidos en el ambiente delictual’ y que atacaron con palos y piedras a la policía”, sostuvo Delgado.

Respecto al televisor manifestó que se trató de un secuestro ilegal, que no es una prueba legal ya que el accionar procesal fue defectuoso. En relación a este punto fundamentó que la Fiscalía falló desde el momento en que no hizo acta de secuestro, no citó a testigos, no implementó una cadena de custodia de esa prueba (el plasma) y tampoco notificó previamente a la Defensa sobre el acta de reconocimiento del elemento que se hizo durante la noche del lunes.

Teniendo en cuenta que el fiscal reconoció que no se hizo la debida acta de secuestro y que tampoco de informó a la Defensora, el juez resolvió de todas maneras convalidar el procedimiento inicial en el barrio pero no la posterior irregularidad. “Entiendo que si son atacados no se convoque a testigos o se realice el acta de secuestro en el lugar. De todas maneras sí se debería haber hecho una vez que el televisor estaba en comisaría”, señaló el magistrado. Por este motivo el levantamiento de huellas en el plasma y su reconocimiento, tampoco fue utilizado como prueba.

 

 

“¿A ESTO SE LE LLAMA LEVE?”

 

En las últimas horas el médico forense certificó que Dina Muñoz sufrió lesiones de carácter leve y que no hubo riesgo de vida.

Previo a conocerse este informe, desde la familia de la abuela hubo indignación con la liberación del imputado y también con la calificación de las heridas que hasta ese momento no habían sido especificadas en la audiencia.

“¿A esto se le llama leve? (ver foto), no lo puedo creer. La verdad que es una vergüenza. Él está en la calle y mi abuela sigue internada, por los golpes que recibió en la cabeza aún no conoce a nadie”, manifestó una familiar a LCRegina.

Cabe señalar que en la primera parte de la audiencia del miércoles el fiscal Luppi no especificó qué tipo de lesiones sufrió la mujer de 89 años en el momento que debía hacerlo. No obstante una vez fijada la calificación legal, sí mencionó que la víctima estaría grave y que correría peligro de vida, algo que cuestionó la Defensora por entender que la Fiscalía no había llevado informe médico alguno que diera cuenta de esa circunstancia.

 

 

¿POR QUÉ NO ESTÁ DETENIDO EL AGRESOR?

 

Si bien el fiscal Luppi había solicitado 20 días de prisión preventiva para el acusado, el pedido no prosperó debido a la calificación legal que pidió para el sujeto. A esto se suma que si bien para la policía el imputado sería conocido en el ambiente delictivo, éste no cuenta con antecedentes penales.

Teniendo en cuenta estos condicionantes, para la justicia resulta improcedente la preventiva en esta etapa. Por tal motivo Pierroni rechazó el pedido por ser manifiestamente improcedente en función de la calificación legal que dió al hecho la parte acusadora. “El articulo 110 del Código es muy claro, incluso no hay jurisprudencia”, manifestó en la audiencia. En este punto el juez explicó que el delito por el que acusó la fiscalía (robo simple) tiene una pena mínima de un mes de prisión y una máxima de 6 años, por lo que resulta claramente improbable la aplicación de una pena de prisión efectiva (mayor a 3 años de prisión) si el caso llegase a juicio oral, especialmente teniendo en cuenta que el imputado no registra antecedentes. “Distinta hubiese sido la situación si se hubiese imputado y sostenido una acusación por un delito más grave”.

Posteriormente, y a través de un comunicado del Poder Judicial, se indicó que el Código Penal de la Nación, en su artículo 270, establece que comete un delito «el juez que decretare prisión preventiva por delito en virtud del cual no proceda».

Asimismo se recordó que el Código Procesal Penal de Río Negro no admite el dictado de la prisión preventiva cuando «por las características del hecho y las condiciones personales del imputado, pudiere resultar de aplicación una condena condicional», como ocurre en este caso.

 

 

 

LAS MEDIDAS QUE EL IMPUTADO DEBERÁ CUMPLIR

 

Por lo expuesto el juez resolvió no hacer lugar a la preventiva y fijó las siguientes medidas para el imputado:

  • Prohibición de acercamiento a la víctima y a su grupo familiar.
  • Deberá presentarse dos veces a la semana ante la fiscalía para mantenerse a derecho.
  • Tendrá que realizar un tratamiento contra las adicciones en el área de Salud Mental del hospital de Villa Regina, con presentación de informes quincenales sobre el avance del mismo.

Todas las medidas se ordenaron bajo apercibimiento de disponerse la detención en caso de incumplimiento.