ciudad judicial

Policía condenado por abuso sexual agravado en Regina

A fines de la semana pasada la justicia condenó a 8 años y 10 meses de prisión a un policía de Villa Regina por haber abusado de una menor de 15 años a comienzos del 2018.

“Lamentablemente al momento de la Cámara Gesell, los nervios no la ayudaron y sólo pudo explicar con claridad un abuso y no así los restantes 6. Por este motivo se condenó al policía por un solo hecho”, se dijo a LCRegina desde la querella

 

 

Villa Regina – El pasado jueves 5 los jueces de General Roca condenaron a 8 años y 10 meses de prisión al policía Miguel Ángel Cariman (52) luego de que a fines del 2019 haya sido declarado culpable del delito de “abuso sexual con acceso carnal” contra una menor de 15 años, “agravado por ser el encargado de la guarda y en el marco de violencia de género”.

La sentencia se dio a conocer en horas de la mañana en la Ciudad Judicial roquense. La resolución del tribunal conformado por Juicio Fernando Sánchez Freytes, Verónica Rodríguez y Alejandro Pellizón coincidió con lo solicitado por la Defensa y no así con el pedido de 11 años por parte de la Fiscalía y la querella a cargo del abogado Leonardo Ballester.

Durante el debate que se desarrolló en diciembre de 2019 se constató que los ataques sexuales se produjeron a comienzos del 2018 y en 7 ocasiones, precisamente en la Isla 58 y en la barda. Sin embargo a partir de los testimonios brindados por la víctima en Cámara Gesell sólo se logró obtener detalles de un solo hecho.

“Lamentablemente al momento de la Cámara Gesell, los nervios no la ayudaron y sólo pudo explicar con claridad un abuso y no así los restantes 6. Por este motivo se condenó al policía por un solo hecho”, explicó el abogado querellante Leonardo Ballester. Por esta razón Cariman fue condenado por un ataque sexual y el hecho de que no contara con antecedentes, llevó a que la condena fuese menor a lo solicitado por la Fiscalía y la querella.

“El imputado comprendió lo que estaba haciendo, y se suma que por su condición de empleado policial se agrava la situación porque su obligación era prevenir cualquier tipo de delito y en este hecho, es él quien comete el perjuicio. Todo se agrava por el estado de indefensión de la víctima y lo que hizo el hombre fue cosificarla”, dijo el fiscal Juan Carlos Luppi durante el debate desarrollado el año pasado.

Cariman se desempeñó en su momento como empleado policial en la comisaría Quinta y tras el avance de la causa judicial realizó tareas administrativas en la Jefatura de Zona II hasta que finalmente se habría retirado.

 

“El hombre les dijo que dada su condición de empleado policial, nada le iba a pasar”

 

“En Cámara Gesell la menor pudo identificar a su agresor, la manera en que abusó de ella, además durante el debate declaró la madre de la niña, quien dijo que había una relación de confianza con la familia del imputado. A raíz de esa confianza es que la niña quedó un tiempo al cuidado del hombre y es ahí que aprovechó a cometer el delito”, fue lo que explicó Luppi en diciembre en el marco de su alegato de clausura.

Luego de la develación del hecho y de la inmediata denuncia realizada por la familia de la adolescente, “el hombre les dijo que dada su condición de empleado policial, nada le iba a pasar, esta circunstancia fue acreditada tanto por la madre como el padre de la niña”, se manifestó en esa ocasión.

 

(Foto gentileza)



A %d blogueros les gusta esto: