quinta

Padre e hijo terminaron en el hospital tras ser atacados a machetazos y con palos

Ocurrió ayer a partir de un inconveniente en una vivienda de La Graava. Se estima que alrededor de 10 sujetos fueron los que atacaron a las personas que tuvieron que ser trasladadas al nosocomio con importantes cortes en distintas parte del cuerpo.

 

 

Villa Regina – Un inconveniente que surgió en una vivienda de barrio La Graava, bajo circunstancias y motivos que no habían sido establecidos hasta anoche, terminó con dos personas de 42 y 21 años hospitalizadas tras ser atacadas a machetazos, con palos y hasta con una pala por un grupo de aproximadamente 10 sujetos.

El hecho se registró alrededor de las 17,30 horas, se desencadenó en el sector ubicado a pie de barda y se trasladó a calle Roca y 11 de Septiembre.  Si bien desde la Comisaría Quinta no se brindaron mayores detalles pero sí se confirmó la existencia de dos personas heridas con arma blanca, fuentes consultadas por #lcr La Comuna Regina informaron que todo se habría originado por la disputa de una vivienda.

De acuerdo a los primeros datos, al parecer las personas heridas se habrían dirigido al barrio para reclamar el pago del alquiler a un inquilino. Al llegar al lugar, éste no se encontraría en la propiedad por lo que decidieron ingresar a la casa. Sin embargo, minutos más tarde el inquilino arribó a la vivienda y lo habría hecho en compañía de varios sujetos.

Así fue como se originó el enfrentamiento que terminó con el hombre de 42 años y su hijo de 21 con heridas en distintas partes del cuerpo producto de ser atacados a machetazos y con palos, incluso también se habría utilizado una pala. Pese a las importantes heridas sufridas en la nuca, en la ceja y en los brazos, ambas personas se encuentran fuera de peligro.

En el lugar trabajaron efectivos de la Quinta y personal de Criminalística y Salud. Además del levantamiento de huellas y el secuestro de algunos elementos, como la pala por presentar manchas de sangre, también se levantaron algunos testimonios del lugar ya que algunos vecinos manifestaron haber escuchado detonaciones de armas de fuego.