droga

Operativo antidrogas: 15 allanamientos, 4 bandas desbaratadas y un policía imputado

Los procedimientos se realizaron el sábado en Villa Regina, General Roca y Allen. En Regina se allanó una pizzería que se utilizaba como pantalla para la venta de droga. También se imputó a un policía por su conexión con un sujeto que permanece detenido en la Colonia Penal Federal de Roca, incluso uno de los allanamientos fue en su domicilio

 

 

Villa Regina – En el marco de un mega operativo antidrogas durante la noche del sábado se realizaron un total de 15 allanamientos en esta ciudad, General Roca y Allen, procedimientos en los que participaron un centenar de policías de la zona y el grupo COER. Como resultado de ello se logró desbaratar a 4 bandas que se dedicaban al comercio de droga y que operaban en la región. Además se secuestró cocaína, marihuana, armas, dinero y hubo personas detenidas e imputadas, entre ellas, un policía que se desempeña en Villa Regina.

Ordenado por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Roca, a cargo del Dr. Hugo Horacio GRECA, las diligencias de allanamiento se iniciaron por la mañana del sábado y culminaron en la noche de ese día y durante la madrugada de ayer domingo.

Las cuatro investigaciones fueron llevadas adelante en forma paralela por parte de las Delegaciones de Toxicomanía y Leyes Especiales de Roca y sus correspondientes Divisiones de Allen y Villa Regina. Algunos procedimientos se originaron a partir de denuncias anónimas mediante el sistema 0800-DROGAS y otras investigaciones se iniciaron a raíz de informes policiales.

 

En Villa Regina

 

En el caso de Villa Regina los operativos comenzaron durante la tarde-noche del sábado y estuvieron vinculados al cierre de dos investigaciones relacionadas al comercio de droga al menudeo, y tuvieron como blanco a “bandas” radicadas en esta ciudad y ya conocidas en el ambiente delictivo.

Según fuentes consultadas por LCRegina la investigación se prolongó por al menos tres meses. Durante ese tiempo se pudo certificar el comercio de droga en la modalidad conocida como “delivery” que llevaba a cabo una familia, sobrinos y tíos, todos mayores de edad, y de quien su principal líder era el “padre”, quien se encuentra detenido en la Colonia Penal Federal  Nº 5  de General Roca.

Se trata de un hombre de 52 años quien fue detenido el viernes 31 de enero en avenida Cipolletti y calle Bignami en el marco de un control realizado por la comisaría Quinta. En esa ocasión el sujeto se movilizaba en un VW Vento y fue encontrado con casi medio kilo de cocaína, incluso en su intento por huir del lugar le ocasionó lesiones leves a uno de los efectivos policiales tras morderlo.

Durante los allanamientos del sábado, a su vez, se detectó mediante la pesquisa que esta “banda” proveía de estupefacientes a otro punto de venta de droga al menudeo ubicado en la zona céntrica  de esta ciudad. En ese lugar era común observar el constante arribo de jóvenes, de distintas edades, que se acercaban con la finalidad de adquirir los pequeños “envoltorios” de droga, siendo identificado su dealer’s. También se ubicó a otro personaje conocido en el ambiente delictivo quien utilizaba como pantalla un comercio del rubro “pizzeria”.

Tras los operativos ordenados por la Justicia Federal se irrumpió en distintos domicilios de interés minutos después de las 21 horas, culminando las diligencias por la madrugada del día siguiente. Durante ese tiempo se incautó clorhidrato de cocaína, perfectamente acondicionado y listos para fraccionar y ser comercializado  en al menos unas 200 dosis,  y otras 50 dosis de marihuana.

 

Además hubo secuestro de dinero en efectivo producto de las ventas, telefonía celular para ser analizada, sustancia de estiramiento, balanzas digitales, una planta de marihuana de más de dos metros de altura, y un arma de fuego tipo revolver COLT calibre 38 Especial con seis municiones. En relación a esto último se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal por el delito de “Tenencia Ilegal de Arma de Fuego”.

Asimismo conforme los resultados obtenidos, y por orden de la Justicia Federal, seis personas quedaron en calidad de imputadas por el delito de infracción a la Ley de Drogas Nº 23.737.

La particularidad de los procedimientos encabezados por personal de Toxicomanía en Regina es que uno de los detenido inicialmente y que luego quedó imputado en relación a la causa por el comercio de droga es un policía en actividad que cumplía funciones en esta ciudad. Quedó vinculado por el hecho de pasar información al líder de la banda, incluso uno de los puntos allanados era su domicilio, lugar en el que se habrían encontrados elementos que guardarían conexión con la causa.

 

 

En General Roca y Neuquén

 

En el caso de General Roca la investigación se centró  en el “comercio de droga” liderado por un Interno alojado en el Establecimiento Penal Nº 2 de esa localidad. Iniciada la pesquisa y tareas de inteligencia correspondientes, las que demandaron un lapso de siete meses aproximadamente, se pudo certificar la existencia de un interno alojado en la alcaldía local y quien ya cuenta con antecedentes por narcotráfico. Este lideraba desde el interior de la cárcel una banda organizada para la compra y distribución de sustancia estupefaciente, tanto en Roca como en otras ciudades aledañas y la vecina provincia de Neuquén.

Dicho interno resultaba ser quien impartía las directivas, que eran cumplidas en el afuera, por su esposa, principal colaboradora necesaria, quien ejecutaba las órdenes, pactando las compras y ventas de estupefaciente. También se encargaba del fraccionamiento – resguardo de la droga, para la cual contrataba a otra mujer domiciliada en el norte de Roca, la cual cumplía el rol de resguardar la sustancia.

En el marco de esta línea investigativa es como surge la identificación de un proveedor de mediana escala, con residencia en Neuquén Capital, como así otro lugar de resguardo tanto de sustancia como de dinero, también en la vecina provincia.

Así fue como se pudo comprobar que esta banda organizada era la encargada tanto de abastecer de sustancia ilícita a puntos de venta de la zona, como así de ingresar de manera fraccionada y perfectamente acondicionada y oculta, por intermedio de la requisa y de las denominadas “mulas”, marihuana y cocaína, dentro de las instalaciones del penal, para ser comercializada entre los internos.

Habiéndose reunido todas las constancias probatorias, es que a primeras horas del sábado se libraron por parte del Juzgado Federal seis órdenes de allanamiento, dos de ellas a concretar en Neuquén Capital en los  barrios “Gran Norte” y “Estrella”, mientras que los restantes fueron llevados a cabo en los barrios de Chacra Monte, Nuevo, Tiro Federal de Roca.

Entre las diligencia se procedió a la requisa de la celda ocupada por el interno principal investigado y como resultado de ellos se procedió al secuestro de 1 kilo 200 gramos de cocaína de máxima pureza, 900 gramos de marihuana, una planta de marihuana de 2 metros de altura, sustancia de estiramiento, 40.000 pesos en efectivo, 19 teléfonos celulares, tres balanzas de precisión y un arma de fuego tipo revolver Ccalibre 22 con municiones varias. Asimismo se dispuso la detención en carácter comunicado de la totalidad de la banda. En este sentido dos mujeres y tres hombres quedaron alojados en las comisarías locales, mientras que otras tres personas mayores de edad quedaron en calidad de imputadas por tenencia y comercio de droga.

Asimismo se libraron las correspondientes actuaciones por Tenencia Ilegal Arma de Fuego con intervención del Ministerio Publico Fiscal.

 

En Allen

 

El cuarto procedimiento fue concretado en Allen, más precisamente en barrio Progreso. La pesquisa llevada a cabo por personal de la División de Toxico de esa localidad, logró certificar mediante tareas de inteligencia, el comercio de droga al menudeo que era llevado a cabo en un domicilio particular, actividad ilícita desplegada por dos hermanos mayores de edad, también conocidos en el ambiente delictivo, en donde valiéndose de la ubicación del lugar, en una zona oscura y prácticamente cercana al canal principal de riego, llegaban los compradores de sustancia en distintos medios de movilidad y adquirían los pequeños envoltorios tanto de cocaína como de marihuana.

Concretado el allanamiento se procedió al secuestro de clorhidrato de cocaína y marihuana lista para ser comercializada en la menos una cantidad de 120 dosis, asimismo se procedió al secuestro de 50.000 pesos en efectivo producto de las ventas, lo cual evidenciaba el movimiento significativo de dicha “boca de expendio”. También se secuestró telefonía celular,  recortes de nylon,  dos plantas de marihuana, y demás elementos de interés. Habiendo sido  identificados ambos responsables de las ventas, se notificó a los imputados por el delito de infracción a la Ley de Droga Nº 23.737.



A %d blogueros les gusta esto: