CD 1

“No está en discusión el impuesto al baldío, sino a quién le vamos a cobrar y cuánto”

El Concejo Deliberante confirmó el proyecto de ordenanza Nº 70/2019 relacionado con el impuesto al baldío. De esta manera rechazó el veto del Departamento Ejecutivo a la iniciativa.

Precisamente, lo que estuvo en discusión en la última sesión fue la aceptación o el rechazo al veto. “No estamos desconociendo el cobro del impuesto al baldío, la diferencia que tenemos es a quién le vamos a cobrar y qué valor”, manifestó el concejal Domingo Vallejo.

En este sentido, el edil informó a sus pares que esa mañana (por el jueves) recibió un llamado del intendente Carlos Vazzana proponiendo un compás de espera para consensuar las diferencias existentes sobre el proyecto.

“Sé que la opinión de la mayoría es ratificar la ordenanza en los términos que el cuerpo la sancionó, con un compromiso de que a partir de mañana sigamos trabajando en el tema, consensuando con el Ejecutivo, contemplando lo que se pueda y respetando la decisión de este cuerpo”, agregó Vallejo.

“Si se rechaza el veto, nos comprometemos a la reunión, todo lo que sea para sumar es bienvenido”, acotó en el mismo sentido el concejal de Juntos Somos Río Negro Luis Baleani.

Por su parte, desde el área de Obras Públicas del Ejecutivo, Martín Frullani, manifestó que “es un tema amplio e interesante para todos, pero se puede llegar a desviar un poco la intención original de la propuesta de la ordenanza”.

“Comprender el alcance esta ordenanza es comprender un pedazo del futuro de la ciudad y cómo va a evolucionar y cómo va a aportar al bienestar general. Propondría que no sea una comisión de cuatro o cinco personas sino que estén todos los concejales presentes. En la multiplicidad de ideas y en la comprensión de la idea original va una parte importante. Para algunos es esfuerzo, para otros es inversión y para mucha gente es obra”, dijo Frullani.

Señaló que “una de las primeras acciones del Gringo Soria en Roca fue ir con el impuesto al baldío dentro del ámbito de la ciudad porque entendió que la especulación genera un atraso. Cuando fue contra eso hizo que los precios de los lotes que se ponían a la venta también bajaran de precio. En el caso de los terrenos baldíos a las inmobiliarias no les conviene retenerlos, no les conviene la especulación, les conviene generar ese negocio”.

Vallejo nuevamente hizo uso de la palabra. “Lo que quiero dejar en claro es que el origen del impuesto al baldío, en un contexto social y económico distinto, tal vez persiguió este objetivo con el que todos estamos de acuerdo. Nadie desde el Estado puede permitir que sigan los especuladores en ningún aspecto. En este caso, sectores que han especulado con sectores, superficies o terrenos en desmedro del desarrollo urbanístico”, señaló.

“No estamos desconociendo el cobro del impuesto al baldío, la diferencia que tenemos es a quién le vamos a cobrar y qué valor. Como dirigentes políticos tenemos que analizar el contexto social y económico que estamos viviendo”, dijo finalmente.



A %d blogueros les gusta esto: