0d3c5e04-35d5-42fe-8e0a-c830d5dbac6b

#MiNoticiaEnLC

LCRegina – Vía whatsapp una lectora se contactó con LCRegina para expresar su disconformidad con el servicio brindado por la empresa de colectivos KoKo, especialmente a partir de lo vivido ayer a la hora en que debió retornar a su hogar desde Neuquén a Villa Regina.

“Una vez más hubo otro colectivo que se ‘rompió’. En este caso viajando en el Expreso a la hora de salir de Neuquén rumbo a Villa Regina, la unidad debió pasar a funcionar como refuerzo ya que el colectivo que había salido anteriormente se había roto. Esto no sólo significó que el Expreso se llenara más de lo debido rápidamente, sino que también hizo que llegáramos más tarde de lo previsto”, comentó la mujer a este medio.

A esta situación se sumó que el funcionamiento del Expreso tampoco habría sido el adecuado ya que durante el viaje, al parecer, presentó fallas en el encendido. “Cada vez descendía alguien, el colectivo se apagaba”, agregó la lectora.

Toda esta situación generó malestar entre los pasajeros, tal es así que algunos se la expresaron al chófer. Sin embargo, en este punto la mujer aclaró: “Algunos comprendían la situación pero otros no y se quejaban con el chófer pero el problema no es de él, sino de la empresa quien debería prevenir este tipo de situaciones controlando su unidades de manera periódica”.

A la disconformidad que se sentía a esa altura, se vivió otra situación que obligó a que el ómnibus deba detener su marcha en un momento del trayecto sobre la ruta 22 luego de que, por razones que se desconocen, se abriera el matafuego y la carga de éste se vaciara en el interior de la unidad.

Finalmente el Expresó arribó a Villa Regina minutos después de las 20 horas.

Comentarios de Facebook