elecciones

¿Los 100.000 votos nulos de agosto pueden cambiar la historia en octubre?

Los casi de 100.000 votos blancos y nulos que se registraron en las PASO del 11 de agosto último pueden ser determinantes a la hora de la elección general del 27 de octubre para definir los representantes rionegrinos en el Congreso Nacional.

Mientras el Frente de Todos se aferra a la posibilidad de mantener la diferencia obtenida, su principal oponente en la provincia, Juntos Somos Río Negro, aspira a poder transformar esos votos anulados en un voto que le permita llegar al triunfo. Juntos por el Cambio, desde atrás, se ha transformado en un espectador de la compulsa real.

Con el gran respaldo evidenciado por la ciudadanía rionegrina a la fórmula Fernández/Fernández por sobre Macri/Pichetto, y las consecuentes nulas chances que esto se revierta, la mirada provincial está puesta en la definición para la elección de senadores y diputados.

Justamente, en estos tramos se dio en las PASO un nivel histórico de votos blancos y nulos. ¿Habrá sido resultado de la incidencia de la intención del corte de boleta a favor del gobernador Alberto Weretilneck?

Recordemos que la cantidad de votos en blanco y nulos fue superior en los tramos de candidatos a senadores y diputados que en el tramo de candidatos a presidente y vice.

En el tramo a presidente, los votos en blanco fueron 22580, en senadores 97009 y en diputados 61595. En tanto, los nulos fueron 9361 en tramo de presidente, 16987 en senadores y 22485 en candidatos a diputados.

En el tramo de candidatos a senador, para este resultado influyeron numerosas variables, como la superposición de boleta del Frente de Todos y Juntos Somos Río Negro (con el descarte de los tramos superpuestos), la presentación de la boleta de Juntos para el Cambio sola (no llevaba candidatos a senador) o bien la presentación de boletas con sólo el tramo presidencial.

A partir de esta realidad, los dos principales partidos en disputa en Río Negro rediseñan sus estrategias para fidelizar el voto para el 27 de octubre. En el Frente de Todos aspiran a seguir con el acompañamiento de la ola nacional y seguir cosechando los frutos del respaldo rionegrino a Fernández-Fernández.

Juntos, en tanto, busca inculcar en los rionegrinos la cultura del corte de boleta. Partiendo de la idea de que quienes votaron a los Fernández también quisieron acompañar a JSRN, el oficialismo provincial sale en la búsqueda de poder cristalizar en las urnas ese apoyo en forma concreta. El objetivo: no perder esos 100.000 votos (nulos-blancos).

En este sentido, Juntos viene motivado por los recientes triunfos en los distintos municipios, el último en Viedma. Una cuestión no menor, teniendo en cuenta que el 27 de octubre se elegirá también los destinos de las conducciones locales de Chichinales y de la quinta ciudad más importante en Río Negro, Villa Regina.

Comentarios de Facebook