robo chacra

Le pidieron agua, lo golpearon y le robaron a un joven en su casa

Ocurrió en la zona rural de Regina. Los delincuentes se llevaron distintos elementos de valor y huyeron en una moto perteneciente a la víctima. Antes de darse a la fuga lo dejaron maniatado

 

Villa Regina – Un joven que se encontraba solo en su casa ubicada en la zona rural de esta ciudad fue víctima de la inseguridad durante la tarde del domingo al momento de ser abordado y golpeado por dos delincuentes que llegaron a la propiedad con la excusa de pedir agua.

Fue alrededor de las 17 horas cuando dos sujetos de 20 y 40 años aproximadamente se presentaron en la vivienda ubicada entre el cruce del Km Klova y el sector conocido como la ‘Curva del Chancho’ de Regina. Luego de solicitarle agua para tomar los delincuentes aprovecharon una distracción del único morador de la casa en ese momento para reducirlo y maniatarlo.

Por el lapso de una hora los malvivientes permanecieron en la propiedad en busca de elementos de valor. Para ello revolvieron todo el interior de la casa y en un momento el joven de 23 años, que en un comienzo fue atado a una silla, fue llevado a la pieza para ser arrojado al suelo y maniatado de pies y manos.

Un plasma, una campera de cuero, celulares, un secador de pelo, una notebook y demás elementos fueron parte de lo que los delincuentes se llevaron en un bolsa y una mochila perteneciente a la familia. Antes de huir se llevaron una moto nueva marca Keller stratus de 150 cc de color negro y las llaves de la casa.

Al escuchar la huida en la moto, el joven que quedó maniatado en una de las piezas  logró zafar de las ataduras y solicitó ayuda a un vecino de la chacra lindante.

En diálogo con la mamá del damnificado por el robo, la mujer indicó a LCRegina que no es la primera vez que son víctimas de la inseguridad en ese sector rural. “De todas maneras, nunca sufrimos un hecho tan grave como éste, es algo que no se lo deseo a nadie. Mi hijo la pasó muy mal”, relató la progenitora.

Hasta el momento no existe precisión respecto a los autores del hecho y tampoco se logró dar con los elementos robados. El hecho de que ambos delincuentes hayan actuado con el rostro descubierto permitió establecer que uno de los sujetos, el más agresivo, tenía alrededor de 20 años mientras que el otro era una persona mayor cuya edad rondaría entre los 30 y 40 años y de contextura física más robusta.