marcha-1

Las pericias confirmaron que manejaba alcoholizado, a exceso de velocidad y que invadió el carril contrario

Se trata del trágico accidente ocurrido en enero en avenida General Paz en el que fallecieron Eliana Cheuquepan, embarazada de 15 semanas, y Alan Marcolongo. Los resultados de los informes complican la situación del imputado. Hoy se realizó una audiencia de reformulación de cargos

 

 

Villa Regina – Hace instantes finalizó en la Oficina Judicial de esta ciudad la audiencia de reformulación de cargos contra el imputado por el trágico accidente ocurrido el pasado domingo 20 de enero sobre avenida General Paz. En el siniestro vial fallecieron Alan Marcolongo y Eliana Chuequepan, quien cursaba un embarazo de 15 semanas.

El encuentro comenzó minutos antes de las 13 horas y contó con la presencia del Juez de Garantías Gastón Pierroni, la fiscal Vanesa Cascallares y el defensor del acusado, Oscar Pineda. También estuvieron los abogados querellantes Lorena Koltonski y Leonardo Ballester, los papás de las víctimas, el imputado y familiares de éste.

Con la información obtenida en la etapa preparatoria a partir de los resultados de las pericias accidentológicas, toxicológicas y de alcoholemia, Cascallares solicitó la reformulación de los cargos contra Carlos González y la renovación de las medidas cautelares. En este sentido la fiscal indicó que al momento del siniestro vial, el acusado se movilizaba por la General Paz (dirección sur-norte) en una camioneta tipo Citroen Berlingo, que carecía de la licencia de conducir, que lo hacía con un nivel de alcohol en sangre que rondaba entre los 2.29 y los 2.50 (el permitido es hasta 0.50), que circulaba a más de 80 kilómetros por hora y realizando maniobras de adelantamiento.

Agregó que al llegar a la altura de la chacra Nº 90 (entre el canal Grande y Cementado) invadió el carril contrario e impactó a la moto en la que viajaba la pareja en sentido norte-sur (con dirección a la Isla 58). Como consecuencia de su conducta “imprudente, negligente y antirreglamentaria” el conductor del rodado menor falleció en el acto mientras que la mujer murió minutos más tarde en el hospital reginense.

Por tal motivo la fiscal pidió la reformulación de los cargos por “doble homicidio agravado” por el uso de vehículo automotor, por la pluralidad de víctimas, por haber actuado en forma temeraria, por exceder la velocidad máxima permitida en esa zona – que es hasta los 60 km por hora -, y por hacerlo con un nivel de alcohol en sangre que excede el máximo permitido.

Por otro lado, y como parte de la renovación de las medidas cautelares fijadas el 22 de enero y que caducaron el 22 de mayo, se solicitó que se mantenga la prohibición de salida del país para el imputado, su presentación semanal en la comisaría local Nº 35 para fijar domicilio y la imposibilidad de conducir todo tipo de vehículos.

La próxima instancia será la audiencia de control de acusación y pasada esa etapa se arribará al juicio, el cual estimativamente se llevaría a cabo entre mediados y fines de octubre de este año.

Como ocurre desde el 22 de enero, cabe recordar que el imputado afrontará las siguientes instancias en libertad y sólo irá a prisión en caso de no respetar algunas de las medidas cautelares antes mencionadas o una vez que la justicia lo declare culpable.

 

Comentarios de Facebook