5ta policia

La policía contuvo a una criatura y le cambió el pañal luego de que la madre se ausentara de la casa

Ocurrió esta madrugada en Regina. Tras casi una hora de llanto, y alertados por los vecinos, efectivos de la comisaría Quinta debieron romper una reja e ingresar a la vivienda para contener a un chiquito de 2 años, quien se encontraba junto a su hermana, también de corta edad

 

Villa Regina – A partir del incesante llanto de un chiquito de 2 años por casi una hora, esta madrugada algunos vecinos se contactaron con la policía. Una vez que los efectivos de la comisaría Quinta llegaron a la vivienda debieron violentar una reja al constatar que la criatura junto a su hermana de corta edad, la cual dormía, se encontraban solos, con las luces apagadas y con las hornallas de la cocina encendidas.

Del hecho la policía tomó conocimiento a la 1.45 horas aproximadamente luego de que vecinos del lugar indicaran que un bebé se encontraba llorando desde hacía casi una hora.  Cuando llegaron al lugar corroboraron desde el exterior que las luces de la casa estaban apagadas, que había hornallas de la cocina encendidas y que la criatura se encontraba semi desnuda.

Luego de intentar por todas las formas posibles de dar con los padres del chiquito y ver de qué manera podían ingresar a la vivienda, finalmente el personal policial se vio obligado a romper una reja para acceder al interior de la propiedad.

Una vez adentro no sólo se encontraron con el niño en una crisis de llanto y con problemas para respirar, sino también con la hermana de éste, la cual dormía y tuvo que ser despertada por la policía.

Tras varios minutos de contención para calmar a la criatura, de vestirlo y de cambiarle el pañal, alrededor de las 2,30 horas arribó la mamá de los menores al hogar.

A la hora de ser entrevistada por la policía la mujer dijo haberse ausentado para colocarse una inyección en el hospital local, según precisaron fuentes consultadas por LCRegina.

Si bien los efectivos le aconsejaron a la progenitora a la importancia de que los chicos sean examinados por un médico, ésta se negó, agradeció la acción y luego despidió a los uniformados.

A raíz del hecho desde la Quinta se elaboró un informe para que el SENAF tome intervención.



A %d blogueros les gusta esto: