thumbnail_P9F1

“La escucha activa es fundamental

Lo manifestaron desde la Comisaría de la Familia de Villa Regina. En el primer año de funcionamiento, recibió 441 denuncias. El promedio ronda entre las 35 y 45 por mes. Si bien la cuestión edilicia es una materia pendiente, la atención al público comenzó a realizarse durante las 24 horas, todos los días y el personal fue incrementado sumando efectivos masculinos al servicio

Regina –  Hace pocos días se cumplió un año del funcionamiento de la Comisaría de la Familia de Villa Regina, la octava en su momento a nivel provincial y que sentó sus bases en esta ciudad a raíz del incremento de los casos de violencia, esencialmente hacia las mujeres, la niñez y los adultos mayores.
A un año de su inauguración se han recepcionado más de 440 denuncias y el balance realizado por el personal a cargo resulta más que positivo, pese a las carencias que, principalmente, están vinculadas con lo edilicio.
“Lo que vemos es que en la actualidad, la gente esta concurriendo cada vez más a nuestra unidad para asesorarse, aunque todavía siguen yendo a las comisarías tradicionales, y eso es porque las personas en situación de violencia han recibido respuestas, y el asesoramiento que necesitan. Acá la escucha activa es fundamental”, comentó la Oficial Paola D´Amico.
Cabe señalar que al momento de la Inauguración de la Comisaría, la Jefa a cargo fue la Comisario Andrea Scuadroni, la atención al público se realizaba de lunes a sábado de 8 a 22 horas y el personal con el que contaba la Unidad era sólo femenino, distribuido en dos guardias diurnas, entre oficiales y personal suboficial.
En abril del corriente año, Scuadroni inicio el Retiro Voluntario quedando a cargo la Oficial Paola D´Amico, no siendo éste el único cambio, ya que la atención al público comenzó a realizarse las 24 horas, todos los días y el personal fue incrementado sumando efectivos masculinos al servicio.
La disponibilidad de una línea fija bajo el número 4465975 y de un móvil para el acompañamiento de las personas en situaciones de violencia desde febrero, resultan también parte de los cambios y de los logros importantes para la Comisaría.
Esta Unidad Especial, cuenta con personal especializado y capacitado en esta temática. En este sentido desde enero la Unidad cuenta con una abogada, como parte de un Equipo Interdisciplinario, quien realiza un asesoramiento primario y único a la persona en situación de Violencia. Hasta el momento este Equipo está a la espera de ser completado, ya que resta la designación de profesionales, Licenciatura en Servicio Social y de Psicología.
De igual modo, se ha logrado hasta la fecha poder brindar contención, asesoramiento y derivación a los organismos correspondientes en base a las leyes vigentes. Para ello también existe un trabajo articulado con otras instituciones como SENAF, los Juzgados de Paz y Familia, las Defensorías, los diferentes Consejos y el área de Salud Mental del hospital con el pertinente protocolo de actuación.
A diferencia de otros organismos que funcionaron en su momento y que exclusivamente estuvieron abocados a tratar la violencia contra la mujer, la Comisaría de la Familia está orientada a la atención primaria enmarcada en la Ley Provincial D Nº 3040 y su Modificatoria Nº 4241. Por ende se abordan las situaciones de violencia familiar que involucra a madres, padres, adolescentes, niños, adultos mayores y personas con discapacidad.
“Lo que hacemos, es una intervención primaria de la situación de violencia, asistimos a las personas, las asesoramos y con el equipo interdisciplinario le damos las herramientas para que se animen a denunciar y para que sostengan la denuncia. En cuanto al seguimiento de cada caso, se deriva a otras instituciones para que continúen con los procesos legales y psicosociales que correspondan”, señaló la Licenciada Medios de Comunicación Anahí Lara, integrante del Área de Prevención y Capacitación de la Unidad.
En este primer año de funcionamiento, la Comisaría de la Familia ya recibió 441 denuncias. A partir de la inauguración y hasta fines de 2017 hubo 148 escritos en el marco de la Ley Provincial D Nº 3040 y su Modificatoria Nº 4241; y respecto de lo trascurrido del 2018 el número se incrementó a 293 denuncias recepcionadas, con un promedio que ronda entre las 35 y 45 escritos por mes. En su mayoría, se acercan en horario diurno, durante los primeros días de la semana.
Si bien D´Amico y Lara coincidieron en que la mujer es la persona en situación de violencia que más denuncia la agresión, también se han tenido que abordar realidades de violencia que afectan a adultos mayores, personas con discapacidad y adolescentes y niños que, en algunos casos, han sido acompañados por sus docentes.
En relación a lo último D´Amico mencionó, que toda aquella persona que observe o sea testigo de un caso de violencia puede dar a conocer esa situación a través de la denuncia con reserva de identidad. “Significa que los datos de la persona no llegan al Juzgado. Esto es para cuidar la identidad de las personas que quieren denunciar”, agregó.
Además de recepcionar una denuncia y del asesoramiento primario que se brinda, el saber escuchar resulta la premisa fundamental de la Comisaría de la Familia. “La escucha activa es lo más importante y lo que más nos agradecen. Esto, nos permite saber si se debe seguir con una denuncia, una exposición, con un asesoramiento u otra acción de apoyo y contención”, señaló la Oficial a cargo de la Unidad.
Sin embargo algo que representa un obstáculo a la eficacia de esa escucha activa es lo edilicio. Las oficinas se encuentran ubicadas, en las instalaciones del Polideportivo el Cumelén, en planta baja, sobre calle Colón.
Para el funcionamiento de esta Comisaría significaron una solución al comienzo, principalmente por el factor económico; pero el incremento de las denuncias y el tratamiento que debe darse a cada caso ha significado que la falta de espacio físico, de privacidad por tratarse de paredes de durlock, de los ruidos molestos que causan las actividades deportivas que se practican en el Cumelén, lleven a una revictimización de las personas en situación violencia. Por este motivo la falta de más espacios ha provocado que en más de una ocasión las partes se hayan cruzado, que las personas decidan retirarse y volver más tarde o que hayan tenido que esperar en el exterior.
“Creemos que no es un lugar de lo más apropiado para que funcione ese tipo de comisarías”, es lo que se habían indicado en su momento desde la municipalidad, a LCRegina y por esta razón a fines de mayo resultaba inminente el traslado de la Unidad a calle Libertad, precisamente en el espacio que en su momento funcionó la Oficina de Empleo. Los plazos luego se dilataron y tanto a nivel municipal como policial hasta la fecha no existe explicación de por qué aún no se concretó esta reubicación, y si realmente, se va a concretar.
“La confidencialidad, la celeridad, la victimización, la gratuidad y la capacitación, son los principios fundamentales de la Comisaría de la Familia. Con la Modificatoria Nº 4241 de la Provincial D Nº 3040 se agregó la Denuncia con Reserva de Identidad”, reafirmó la Oficial a cargo
Adaptándose a los comportamientos sociales de la actualidad este nuevo espacio no sólo trabaja en sus instalaciones ubicadas en el predio del Cumelén con el objeto de otorgar una atención más rápida y personalizada de los casos de violencia familiar en Regina y alrededores. En este sentido la capacitación y la prevención a través de charlas y talleres en los colegios, las juntas vecinales y en las Unidades policiales de la región forman también parte de las habituales tareas que se desarrollan con el fin de difundir y afrontar la problemática de la manera más efectiva posible.

La atención
Se da durante las 24 horas y todos los días

Vía de contacto
Ante cualquier situación de violencia, las personas pueden consultar a la línea fija de la unidad 4465975

Denuncias con reserva de identidad
Toda aquella persona que observe o sea testigo de un caso de violencia puede dar a conocer esa situación sin que sus datos lleguen al Juzgado.

441 denuncias
Son las que se radicaron en el año de funcionamiento de la Comisaría en el marco de la Ley 3040/4241. En el 2017, a partir de la inauguración, se recepcionaron 148, mientras que en el 2018 y hasta la fecha el número se incrementó a 293.

De 35 a 45
Es el promedio de escritos que se registran por mes. En su mayoría, se acercan en horario diurno, durante los primeros días de la semana.