IMG-20200530-WA0018_351374651663914

Gracias a la solidaridad y a la venta de papas la familia del Parque logra salir adelante

Villa Regina – Desde hace 28 años visitan la localidad en el marco de la Fiesta de la Vendimia. En esta ocasión la estadía se prolongó por la pandemia y lo que agrava esta situación es que el Parque de Diversiones no puede funcionar.
“De trabajar en un parque a vender papas. Lo tuvimos que hacer para subsistir”, comentó Rubén Pacheco a lcr La Comuna Regina, además de manifestar su agradecimiento con la comunidad y el municipio por la ayuda brindada durante todos estos días.

Ya se ha hecho una tradición que la familia del Parque de Diversiones Dany Juegos visite la localidad de Villa Regina. Desde hace 28 años cuando el intendente de ese momento les pidió que se quedaran para la Vendimia porque no contaban con mucho entretenimiento, visitan la ciudad en el marco de la Fiesta de la Vendimia que se celebra en el mes de marzo. Así fue como vinieron el 5 de marzo con la intención de quedarse hasta el 18 de Abril. Sin embargo, debido a la pandemia tuvieron que quedarse varados en la ciudad y sin el funcionamiento del Parque.
Parte del Parque habló con lcr La Comuna Regina y contó que vienen subsistiendo a base de la venta de papas. Esta actividad se dio por medio de un amigo de la localidad de Villa Luro al cual conocieron por girar en el país. La venta de papas se realiza en las distintas verdulerías de la ciudad, como también en General Roca y alrededores.
“Cuando empezó la cuarentena pensamos que iban a ser 15 días que íbamos a estar parados así que, de nuestro bolsillo, generábamos los ingresos para la gente. Pero después se empezó a extender la cuarentena y la verdad que no hay bolsillo que aguante a todo el personal. Ahí apareció la ayuda de este amigo en común de Villa Luro para que podamos subsistir”, comentó el dueño del Parque, Rubén Pacheco.
Por otro lado, desde los últimos días vienen recibiendo comida por parte de varias familias de la comunidad e incluso de la Municipalidad. “Cuando nos dejen abrir, la primera función va a ser gratis para todo el pueblo por todo lo que nos ayudaron”, señaló parte del equipo de trabajo a este medio.
A la hora de mencionar su gratitud con los reginenses, expresaron: “Nos sentimos parte de Regina y estamos muy agradecidos. La verdad que si tuviéramos que elegir otro pueblo para pasar este momento, no elegiríamos otro porque acá nos sentimos como en casa”.
La mayoría de la familia del Parque no reside en un lugar fijo, viven directamente en el Parque y van de pueblo en pueblo renovando la esperanza. En este caso, se tuvieron que quedar en Regina y a los pocos días de que empezó la pandemia, entendieron que iba a ser para largo y comenzaron a enviar a algunos compañeros a sus casas. “En un principio éramos 35 y ahora somos 12 familias con 6 niños”, se detalló.
“Estamos acostumbrados a los altibajos, esto es una forma de vida pero nos mata no saber cuándo arrancar y cómo vamos a seguir. Nos habituamos a cada situación pero ésta ya nos supera”, se manifestó a lcr La Comuna Regina.
“De trabajar en un parque a vender papas. Si bien no son rubros parecidos lo tuvimos que hacer para subsistir”, señaló Pacheco.
En todo momento el propietario del Parque dio a conocer su agradecimiento para con la comunidad y el municipio. “Son momentos difíciles y en los dos primeros meses la ayuda fue nuestra hacia nuestros empleados. Nos gastamos lo poco que teníamos guardado para poder mantener al personal. Aun así nos sentimos orgullosos de que nunca les faltó un plato de comida a nuestra gente”, sostuvo.
“Nosotros fuimos muy unidos con la familia del Parque, somos una gran familia pero considero que a raíz de toda esta situación la familia se agrandó porque sentimos la ciudad como parte de nosotros ya sea por cómo nos reciben desde hace 28 años y, sobre todo, por la ayuda recibida durante todos estos días. No tenemos más que palabras de agradecimiento”, concluyó.



A %d blogueros les gusta esto: