9e28136a-0d9a-4454-af2d-d12a898e5977

Gomerazo en Don Bosco: “Estoy agradecido que no le pasó nada a mi nene”

Lo manifestó un automovilista que sufrió la rotura de la luneta tras recibir el impacto de una piedra arrojada con una gomera. El hecho ocurrió en el puente ubicado a la altura de este barrio de Regina.

Minutos antes del ataque, el hijo de 7 años del conductor viajaba en el asiento trasero. “Menos mal que decidió bajarse en la YPF para quedarse con su mamá porque no sé qué hubiese pasado”, comentó su papá.

 

Villa Regina – Un automovilista que circulaba por la autovía desde Regina con dirección a Chichinales sufrió la rotura de la luneta de su vehículo Ford Ka tras recibir el impacto de una piedra. La misma fue arrojada con una gomera desde el puente de barrio Don Bosco por un grupo de menores de entre 10 y 13 años aproximadamente, según señaló el damnificado a LCR La Comuna Regina.

El hecho ocurrió alrededor de las 16 horas del martes cuando el hombre transitaba solo a bordo del Ka y luego de haber dejado a su hijo menor de 7 años de edad en avenida General Paz e Italia. «Menos mal que decidió bajarse en la YPF para quedarse con su mamá porque no sé qué hubiese pasado”, relató el Charly a este medio al momento de dar cuenta que previo al impacto su hijo viajaba en el asiento trasero del auto.

“Todavía no sé qué pasará con la luneta, si tendré que pagarla o el seguro lo cubrirá. Pero más allá de eso estoy agradecido que no le pasó nada a mi nene porque de no haberse bajado, la piedra y los vidrios lo habrían herido. También agradezco que la piedra no me pegó en el parabrisas porque también podría haber sido terrible”, recalcó el conductor.

El hombre aseguró haber visto a un grupo de tres o cuatro menores de entre 10 y 13 años que estaban en ese momento sobre el puente y que descendieron rápidamente apenas se produjo la rotura de la luneta. “Por lo que me dijeron los vecinos del lugar siempre están ahí y con gomeras para, especialmente, apedrear a los camiones”, señaló Charly.

Ante esta situación el automovilista apuntó a la necesidad de que los padres tengan mayor responsabilidad en el cuidado de sus hijos. “La culpa la tienen los padres porque si sabés que tus hijos están en ese lugar y con una gomera, algo tienen que hacer, no pueden desentenderse. Tienen que enseñarles porque algunos pueden decir que fue una travesura, pero por centímetros o detalles no estamos lamentando algo más grave”, finalizó.