godoy-2

Godoy. “Nos vemos obligados a destinar el dinero de la obra pública en pagar sueldos”

A la difícil situación económica que se genera por la pandemia, desde el municipio de Godoy manifestaron su preocupación por la reducción en el monto que perciben por la coparticipación. “Hoy tendríamos que estar haciendo obras pero el dinero lo tenemos que destinar a sueldos debido a que la coparticipación es menor”, se dijo desde el Poder Ejecutivo local.

 

 

Godoy- Además de la preocupación por los casos activos de Covid-19 que se registran en las localidades cercanas a Godoy, desde el municipio se manifestó ver con incertidumbre el panorama económico para el corto plazo, principalmente, ante la reducción del monto de la coparticipación. Por esta razón desde hace un tiempo han decidido frenar el avance de la obra pública.

Obras como el cerramiento del polideportivo, la climatización de la pileta, la construcción de otro SUM o la creación de un Museo sobre la ruta 22, son proyectos que formaban parte de los trabajos a realizar en este 2020 pero que han quedado en un segundo plano ya que desde la municipalidad se decidió que en la actualidad todo se centraliza en la ayuda social y en el pago de los sueldos. En este sentido a comienzos de la última semana el municipio abonó los haberes de todos los empleados. “En un gran esfuerzo mantener las cuentas en orden en el marco de una situación crítica económica sin precedentes”, se dijo.

No obstante la mayor preocupación es por lo que viene. “Estamos pagando como corresponde pero para ello tenemos que sacar dinero que estaba destinado a la obra pública, es decir que hoy podríamos estar haciendo otras cosas pero no lo podemos hacer debido a que, fundamentalmente, la coparticipación es menor. Por lo tanto, nos vemos obligados a destinar el dinero de la obra pública en pagar sueldos”, comentó el secretario de Gobierno, Raúl García.

“Hoy el municipio asiste a la gente como puede, incluso se están haciendo mejoramientos habitacionales y se está construyendo un monoambiente para una persona con discapacidad. También en situaciones meteorológicas adversas como las que se registraron durante los últimos días, la acción municipal gira en torno a invertir y trabajar para contener todos los inconvenientes que acarrea el agua y las bajas temperaturas. Un ejemplo de ello fue la adquisición de varias bateas con calcáreo.

“Por la salud de todos y por cómo impacta en la economía la pandemia nos preocupa, pero también nos preocupa la baja de la coparticipación ya que puede agravar lo que puede venir. Por eso decidimos frenar el ritmo que veníamos teniendo a lo largo de estos años en materia de obra pública”, se finalizó.

 

 

 

 

 

 



A %d blogueros les gusta esto: