1b5b58a4-923d-4c45-8813-7332acaec4ce

Fue a despedir a su papá fallecido y descubrió que estaba vivo

“Lo que pasó fue un milagro pero acá también hubo abandono de persona”, manifestó a LCR la hermana de Adolfo Parra, un hombre que dieron por muerto el domingo a la noche y que durante la madrugada del lunes seguía con signos vitales. Tras informar su fallecimiento, “lo desconectaron de todo y lo cubrieron con la sábana mortuoria por más de 3 horas”, se agregó.

 

Villa Regina  – Entre la alegría por haber vuelto a la vida y la indignación por el “abandono de persona”, así es como se encuentra la familia de Adolfo Parra, un vecino de esta ciudad que el domingo dieron por fallecido en el hospital y que horas más tarde se supo que seguía con signos vitales tras estar más de 3 horas desconectado y cubierto con la sabana mortuoria.

“Gracias a Dios que mi sobrino subió, sino mi hermano se ahogaba con la sábana. Estuvo entre 3 y 4 horas desconectado de todo y sin oxígeno, a punto de ser llevarlo a la empresa funeraria. Cuando nos dijeron que había fallecido, nos acercamos al hospital para acompañar a mi sobrino”, comentó Teresa a LCR.

“En un momento subió para buscar sus pertenencias y al ver a su papá se dispuso a despedirlo. Cuando fue a darle el beso del adiós sintió que tenía signos vitales tras correr la sábana mortuoria con la que permanecía tapado”, agregó. Por estas horas el estado de Adolfo sigue siendo crítico pero ahora más que nunca la familia tiene la esperanza de que pueda recuperarse, sobre todo, a partir del milagro ocurrido.

“Los milagros existen y lo que pasó es una prueba de ello. Sin embargo, acá faltó profesionalismo y humanidad, hubo abandono de persona. Lo único que queremos es que mi hermano se recupere y luego vamos a exigir una explicación”, manifestó la mujer.

“A él lo habían dado por muerto y mientras estaba en la cama cubierto con la sábana, al lado atendían a otro paciente. Si esto se hizo con mi hermano, no quiero imaginarse otros casos”, sostuvo la hermana de Adolfo.

Adolfo permanece en el hospital desde hace más de una semana. Fue a internarse a raíz de un infección en la uña del pie, la cual luego le provocó una gangrena, motivo por el que hace una semana tuvieron que someterlo a una cirugía de su pierna izquierda.

“Su cuadro de salud no era el mejor porque padece diabetes y problemas del corazón, incluso tiene un marcapaso. Ahora se le agregó una infección urinaria pero seguimos creyendo en el milagro”, finalizó Teresa.