justicia

Está condenado por homicidio y con tobillera, lo detuvieron por una pelea y al día siguiente avisaron de Viedma que no estaba en el domicilio

La aprehensión del sujeto se produjo durante la madrugada del sábado y recién durante la jornada del domingo la Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico de Viedma se contactó con las autoridades policiales de Regina para indicar que el detenido no se encontraba dentro de los límites de su domicilio.

 

 

 

Villa Regina – Durante el último tiempo, y sobre todo a partir de la pandemia por el COVID-19, varios condenados por distintos delitos de gravedad se han visto beneficiados con la prisión domiciliaria y para esos casos las tobilleras electrónicas han sido el sistema de control utilizado para monitorear que el detenido permanezca dentro de los límites de su domicilio.

Sin embargo, a partir de que distintas personas detenidas que permanecían con esta herramienta de control se hayan dado a la fuga tras romperla, además de cuestionarse la prisión domiciliaria las tobilleras también quedaron en el centro de la polémica.

En la actualidad son muy pocos los condenados, en especial por homicidios ocurridos en Villa Regina, que permanezcan en el Penal de General Roca u otras unidades penitenciarias. Un ejemplo de ello son los cuatro que fueron considerados culpables por el homicidio de Armando Solar, ocurrido a fines de agosto de 2019 en una de las tomas de La Graava.

Si bien en su momento el Ministerio Público Fiscal insistió en que los imputados por el homicidio de Solar habían actuado de manera premeditada, finalmente a fines de julio de este año se resolvió en el marco de un juicio abreviado que 4 de los 7 imputados inicialmente fuesen condenados a 3 años de prisión efectiva por ‘homicidio y lesiones en riña’.

Tras la condena de 3 años, los cuatro sujetos fueron derivados al Penal de Roca pero a mediados de este mes regresaron a la ciudad para continuar con el cumplimiento de la pena pero en sus domicilios. En este sentido la justicia le concedió la libertad condicional, la cual correspondía desde abril debido al período de tiempo que los individuos habían permanecido con prisión preventiva.

Durante el fin de semana, precisamente durante la madrugada del sábado, uno de los detenidos fue aprehendido por efectivos de la comisaría Quinta tras protagonizar una pelea en la vía pública.

Si bien desde la Unidad policial no se brindaron mayores detalles, fuentes consultadas por este medio indicaron que pese a que el individuo permanecía con la tobillera electrónica colocada, en ningún momento la UADME (Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico) que funciona en Viedma se contactó con las autoridades para indicar que el detenido no se encontraba dentro de los límites de su domicilio. Sí lo habrían hecho varias horas más tarde, ya en la jornada del domingo.

De esta manera nuevamente queda planteada la polémica sobre la eficiencia de la tobillera electrónica en los casos de prisión domiciliaria.



A %d blogueros les gusta esto: