14b32429-1197-480b-a34f-44dc02f058dc

“Esperábamos lo peor pero gracias a Dios no pasó a mayores”

  • Lo manifestó a LCR el jefe de bomberos, Omar Sandoval, a la hora de hacer mención a la intervención que tuvieron minutos antes de la medianoche de ayer en la firma Ferrari Monasterio.

  • El fuego únicamente afectó un autoelevador. Fue fundamental cómo inicialmente actuó el personal de la firma para evitar darle vida al incendio.

 

Villa Regina – El llamado al cuartel de bomberos voluntarios por un incendio en la firma Ferrari Monasterio de calle Juan XXIII ocurrido minutos antes de la medianoche de ayer, obligó a que rápidamente tuviesen que dirigirse al lugar 13 bomberos en dos móviles para combatir el fuego. Además se tuvo que dejar la misma cantidad de personal en el cuartel en caso de que el siniestro pasara a mayores y fuese de magnitud.
“Esperábamos lo peor pero gracias a Dios fue un susto y no pasó a mayores”, comentó a LCR La Comuna de Regina el jefe bomberil, Omar Sandoval, a la hora de brindar detalles de este siniestro que se produjo alrededor de las 23,30 horas en el interior del edificio que se ubica en la esquina de las calles Juan XXIII e Itatí de barrio Barnabá.
El fuego y las explosiones que algunos alcanzaron a escuchar fueron propios del incendio de un autoelevador que se encontraba en uno de los pasillos que divide las cámaras del lugar. “Afortunadamente el fuego no alcanzó a entrar a las cámaras y tampoco afectó a las cajas y la gran cantidad de bines de plásticos apilados que habían en el interior”, señaló Sandoval.
Mayormente los daños fueron en el autoelevador y los que provocó la acción del humo. Para que el incendio no pasara a mayores fue imprescindible que el fuego se haya mantenido adentro del galpón hasta que llegaran los bomberos para poder contenerlo. En este sentido el jefe bomberil destacó la acción del personal de la firma: “Fue fundamental que ellos supieron cómo actuar inicialmente porque no abrieron nada y así no le dieron oxígeno al fuego, caso contrario habríamos estado frente a un incendio impresionante y de difícil contención teniendo en cuenta el material que había adentro y el lugar donde se ubica el galpón”.

Respecto a las causales del siniestro, según se indicó a este medio, todo parece indicar que el autoelevador tuvo un cortocircuito. De todas maneras para confirmar o descartar esto último será fundamental la tarea que deberá realizar el perito próximamente en en lugar.
En el lugar trabajaron dos dotaciones con 13 bomberos por el término de una hora aproximadamente para extinguir el fuego en el autoelevador y para hacer tareas de prevención tales como ventilar el lugar, revisar las cámaras y los alrededores.
Además del personal bomberil que se acercó al frigorífico y galpón de materiales para el empaque, cabe señalar que en el cuartel había 14 bomberos preparados y listos para salir en caso de que el incendio hubiese sido de magnitud.