GONZALEZ

El imputado afrontará el juicio en prisión en el Penal de Roca

La fiscal Vanesa Cascallares pidió 4 meses de prisión preventiva y el juez Gastón Pierroni resolvió a favor y ordenó el traslado de Carlos González al Penal roquense.
Desde la Defensa Particular, Oscar Pineda adelantó que someterá lo resuelto a revisión por otro juez y respecto a la última detención de su defendido manifestó que «era otro el que manejaba la camioneta»

 

Villa Regina – Hace instantes finalizó la audiencia contra Carlos González, el imputado por el trágico accidente ocurrido en enero de este año en avenida General Paz y quien desde ayer permanecía detenido en la comisaría Quinta tras ser acusado de realizar una serie de maniobras indebidas y peligrosas en la zona céntrica a bordo de una camioneta, lo que luego desencadenó una persecución hasta barrio Matadero.

En la sala de la Oficina Judicial estuvo presente el juez de Garantías Gastón Pierroni, la fiscal Vanesa Cascallares, el Defensor Particular Oscar Pineda junto al imputado y los abogados querellantes Leonardo Ballester y Lorena Koltonski. También lo hicieron Eva Correa y Teresa Parra, madres de los fallecidos Eliana Cheuquepan (embarazada de 15 semanas) y Alan Marcolongo.

Luego de describir el último hecho acontecido entre la noche del sábado y madrugada del domingo, calificado como “Desobediencia a una orden judicial y atentado y resistencia a la autoridad”, desde la Fiscalía se solicitó la prisión preventiva por 4 meses para González y su traslado al Penal de General Roca.

“Sostenemos el pedido de preventiva en el claro riesgo procesal de fuga, ya que este último sábado y gracias al control municipal de tránsito pudimos corroborar que el sujeto incumplió la medida cautelar de no conducir. El sábado a la noche primero evitó un control vehicular, luego otro y casi atropella a los agentes de tránsito, además se dio a la fuga, es decir se sustrajo al accionar de la justicia, y dejó abandona la camioneta en la que se movilizaba”, argumentó la fiscal.

“Asimismo se escondió en la casa de sus padres, y no regresó al domicilio que había fijado en el legajo. Además de todo ello se le tomó muestra de sangre para enviar al Laboratorio de Toxicología de Chubut para concretar el análisis correspondiente”, agregó.

Por su parte Pineda se opuso al pedido de la fiscal al mencionar una hipótesis distinta. En este sentido respecto al último episodio que derivó en la detención del imputado manifestó que “era otro el autor del hecho”, es decir, que su defendido viajaba en la camioneta Renault Express en la que fue detectado pero aclaró que el conductor de ésta era su propietario.

En la audiencia Cascallares pidió la revocación de la medida cautelar que el detenido debía cumplir desde el pasado 22 de enero y entre otras evidencias mencionó el testimonio de los inspectores de tránsito y lo filmado por distintas cámaras de seguridad.

Pese a la oposición de la Defensa el juez Pierroni consideró que existían elementos probatorios suficientes en esta etapa por lo que dictó la prisión preventiva por 4 meses y ordenó el traslado de González al Establecimiento de Ejecución Penal Nº 2 de Roca, decisión que el Defensor Pineda adelantó que someterá a revisión por otro juez.

El acusado permanecerá detenido en la comisaría Quinta hasta tanto quede firme la preventiva. En caso de que el juez revisor de lugar al planteo de Pineda y revoque la decisión del juez de Garantías, el imputado recuperará su libertad. Caso contrario se hará efectivo el traslado al Penal.

Más detalles de lo acontecido en la audiencia que se realizó esta tarde y en la que LCRegina estuvo presente, serán publicados en nuestra edición digital del miércoles.

 

El hecho y la reformulación de cargos

 

Cabe recordar, que el pasado 14 de junio las representantes del Ministerio Público Fiscal reformularon los cargos ya que durante la etapa preparatoria de investigación la fiscalía realizó medidas que arrojaron resultados que agravaron al hecho, por ejemplo el análisis de alcohol en sangre del conductor, la pericia accidentológica.

Tal es así que según esa nueva acusación fiscal, el hecho sucedió en Regina el 20 de enero de este año, aproximadamente a las 18:30, en Av. Gral Paz frente a la chacra Nº 90.

“En la oportunidad el imputado conducía una Citroen Berlingo, sin licencia de conducir, y con un nivel de alcohol en sangre de entre 2.29 y 2.50 g/l al momento del hecho. Además circulaba a una velocidad superior a 83.5 km/h aproximadamente por Av. Gral. Paz en sentido cardinal Sur-Norte realizando maniobras de adelantamiento a los vehículos que lo antecedían”.

“Al llegar a la altura de Chacra Nº 90, invadió el carril contrario de circulación, y embistió de manera frontal a la moto en que se movilizaba la pareja, que lo hacía por Av. Gral. Paz en sentido Norte-Sur”, describió hoy Cascallares.

“A consecuencia de su conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo automotor, puesto que no mantuvo el efectivo dominio del vehículo, careciendo de licencia habilitante para conducir, con una alcoholemia superior a 500 mg por litro de sangre, y habiendo excedido el límite de velocidad permitido para la arteria, una avenida, el cual es de 60km/h, produjo la muerte de Alan Roberto Daniel Marcolongo y de Eliana del Carmen Cheuquepan Correa, quien estaba embarazada de 15 semanas”, concluyó la fiscal.

Asimismo, la representante del Ministerio Público Fiscal readecuó también la calificación legal, que a partir de ese momento pesaba sobre el imputado, esto es: “homicidio culposo agravado por el uso de vehículo automotor, pluralidad de víctimas (dos víctimas fatales), por haber obrado con culpa temeraria, excediendo en más de 30 km/h el máximo permitido en la zona y con un nivel de alcoholemia superior a 500 mg por litro de sangre”.