P3F1

Denuncias cruzadas por malos tratos y relaciones conflictivas en los bloques, parte de lo que dejó una sesión que fue a puerta cerrada

El encuentro legislativo duró 2 horas aproximadamente. La mayor parte de la discusión no pasó precisamente por el tratamiento del temario.

Al igual que la semana pasada, hoy la sesión será a puerta cerrada y sin el acceso de la prensa. La semana que viene la sesión se transmitiría por streaming ya que comenzará a funcionar el equipo de audio.

 

 

Villa Regina – El jueves se desarrolló la sesión del Concejo Deliberante (CD). La misma tuvo como particularidad que fue a puertas cerradas y sin el acceso de los medios de comunicación.

Por decisión del presidente del CD, Edgardo Vega, y en común acuerdo con los presidentes de bloque, se resolvió sesionar sin la prensa ante el incremento de casos por COVID-19. Coincidentemente el acuerdo se dio en un contexto donde las relaciones entre los concejales, y particularmente entre los integrantes de cada bloque, es conflictiva. Esta situación llegó a su punto de mayor tensión durante la reunión que los 10 concejales mantuvieron días previos en el Galpón de las Artes con el gremio Uatre y empleados rurales por la zona desfavorable.

Durante casi dos horas de sesión, además del tratamiento de los temas del orden del día, hubo distintos cruces y discrepancias por puntos de distinta índole. En primer lugar se abordó la nota de la concejal Gabriela Figueroa (Frente de Todos), escrito en el cual calificó como “autoritario y machista” los gritos y malos tratos recibidos por parte de Edgardo Vega en el encuentro con los trabajadores rurales.

Ante esta acusación, el presidente del CD pidió disculpas aunque explicó los motivos de su reacción. “Intenté corregir una desviación que se estaba sucintando en la reunión para intentar introducir un tema interno de un bloque cuando el objetivo de la reunión con los rurales había sido otra cosa”, dijo. No obstante, señaló no compartir las descalificaciones que Figueroa realizó en la nota que le fue elevada.

Cabe señalar que el conflicto entre ambos se generó en el encuentro con los trabajadores rurales por la zona desfavorable. En el marco de ese tema, Figueroa se refirió a la “desafectación” de la edil de JSRN, Agustina Fernández, de la comisión de Asuntos Jurídicos, acción que desencadenó el enojo del presidente del CD.

A su vez a raíz de esta situación, se evidenciaron las diferencias entre la mencionada edil con su compañera y presidenta de bloque, Natalia Vergara. “Agradezco el acompañamiento del concejal Hugo Cerda (por ser el único del bloque que firmó la nota en señal de acompañamiento), esperaba lo mismo de mi compañera de bloque (por Vergara), manifestó Figueroa.  

Debido a tal expresión, Vergara opinó que con el pedido de disculpas de Vega era suficiente. Seguidamente hizo hincapié en la necesidad de que los problemas internos de cada bloque sean tratados dentro de cada uno de ellos. “Si lo que buscaba con la nota era una disculpa, eso ya se logró (…) Acá venimos a debatir situaciones y proyectos que tiene que ver con trabajo de comisión, lo que plantean los vecinos y lo que manda el Ejecutivo”, señaló.

Quienes apoyaron el planteo de Figueroa fueron las concejales Agustina Fernández (JSRN) y María Eugenia Paillapi (Somos Villa Regina). En tanto no lo hicieron así Vergara, Martín Vesprini (Frente de Todos), Carlos Rodríguez (Somos Villa Regina), Silvio Rodríguez (JSRN) y Claudia Maidana (JSRN).

Ante el planteo hecho por Figueroa, Maidana respondió: “Ojalá hubiese tenido la misma solidaridad cuando hace una semana se me faltó el respeto por estar dentro de la comisión en lugar de Agustina Fernández. En ningún momento el bloque se pronunció en contra del proyecto pero en todos los medios salió lo contrario y un malestar generalizado contra los ediles, hubo insultos que se dieron gratuitamente y hasta ‘rastreras’ nos dijeron. He sido insultada y no ví a nadie solidarizarse. Viví agravios innecesarios, hasta se puso en discusión las capacidades para participar en una comisión”.

Rodríguez, por su parte, recordó épocas de la política local en la que “volaban sillas”, la gente se roseaba con nafta y hasta concejales que no llegaban de la mejor manera al recinto. “En la política debe prevalecer la discusión, para lograr el consenso o la opinión de la mayoría. En la reunión (con los rurales) hubo diferentes matices, sobre todo, cuando veo un infiltrado (por Gabriel Musa) que se presenta como prensa, que es concejal y que es el principal activista para romper el acuerdo con la gente. Lo más probable es que a una acción, haya una reacción. Cuando hablamos de violencia no es solo del hombre hacia la mujer, sino que también se da al revés, en el fragor de la discusión pueden ocurrir estas cuestiones, debemos ser mesurados en el  cuestionamiento”, manifestó el concejal de JSRN.

Sin embargo, en desacuerdo con las expresiones de Vega y Rodríguez, Fernández indicó no coincidir con las discusiones a los gritos y con malos tratos y agregó al momento de reiterar su apoyo a Figueroa: “Puede haber muchas cosas que moleste e irrite pero no se puede justificar el acto de gritar y callar a una persona y menos si es mujer.

Por su parte, Martín Vesprini valoró el pedido de disculpas de Vega y dijo: “No hay que naturalizar la violencia pero en este hecho puntal hay un contexto”. En el mismo sentido se pronunció el edil de Somos Villa Regina, Carlos Rodríguez: “Si nos vamos a denunciar porque elevamos la voz, estamos al horno. Tenemos que fomentar la convivencia, hay que someterse las reglamentaciones vigentes, tenemos que permitirnos el debate, debemos respetarnos y convivir. Bajemos un cambio”.

El conflicto Vega-Figueroa, no fue el único motivo de discusión y desencuentro en el recinto. También lo fue el pedido realizado hace pocas semanas por Paillapi para formar un unibloque y el rechazo posterior a dicha presentación por parte del presidente del cuerpo legislativo, “por razones jurídicas, económicas y políticas”, afirmó este último.

Por si la relación entre algunos concejales, y fundamentalmente dentro de los bloques, no es la mejor, las discrepancias también alcanzaron al asesor legal Adrián Saggina.

Si bien desde el bloque JSRN se evitó en más de una ocasión mencionar los fundamentos por los cuales se “desafectó” a Fernández de la comisión de Asuntos Jurídicos, sí precisaron que no se debía al proyecto de la concejal a favor de los rurales. “Es una cuestión interna de funcionamiento del bloque, ni siquiera es política, es de convivencia, de varias cosas que ocurrieron y en algunas cuestiones hasta tiene que ver con lo personal”, señaló Silvio Rodríguez a LCR en su momento.

En relación a hechos ocurridos en Asuntos Jurídicos, en la última sesión el asesor Saggina elevó una nota para dar cuenta de manifestaciones “inapropiadas”, “despreciativas” y hasta de “superioridad” que la edil Fernández habría tenido hacia su persona. En contraposición al asesor legal, Fernández mencionó una serie de conductas y testimonios fuera de lugar que Saggina habría tenido, incluso indicó que en más de una ocasión éste habría “ninguneado” a los concejales.

Finalmente también hubo diferencias respecto a que las sesiones se desarrollen sin el acceso de los medios de comunicación. Ante el planteo de que por esta situación excepcional los encuentros del cuerpo legislativo debieran desarrollarse en el Galpón de las Artes, Vega argumentó que eso no era posible por ser el edificio de la ex estación del ferrocarril el ámbito natural de las sesiones. Al ser sometido este punto a votación, se resolvió por 8 votos contra 2 que de manera transitoria las sesiones sean a puerta cerrada y sin la prensa.

 

 

 

 

 



A %d blogueros les gusta esto: