mainque abuso

Denuncian abuso sexual en Mainqué

La víctima es una mujer de 31 años que dijo haber sido abordaba por un sujeto que ingresó a su propiedad mientras dormía. Si bien el hombre fue detenido, horas posteriores recuperó su libertad pero quedó imputado en el hecho y mañana se le formularían cargos

 

Mainqué – Una mujer de 31 años denunció haber sido abusada sexualmente por un hombre que en horas de la madrugada de ayer ingresó a su propiedad mientras ella dormía. El ataque se habría consumado luego de que el sujeto la agrediera físicamente. Al escuchar los gritos de auxilio de la mujer un vecino intervino y ante esta situación el atacante se dio a la fuga.

Si bien la denuncia en la subcomisaría mainquina Nº 66 se radicó durante la tarde de ayer, la víctima relató que el abuso se produjo alrededor de las 5,30 de la madrugada. Mientras la damnificada dormía un sujeto mayor ingresó a su dormitorio y se abalanzó sobre ella para concretar el ataque sexual previo a agredirla físicamente.

Los gritos de la mujer provocaron que un vecino que habita en el mismo terreno interviniera pero para ese entonces el sujeto ya se había dado a la fuga. Horas más tarde la mujer relató lo sucedido a su pareja quien le aconsejó que radicara la denuncia.

El hecho de que la victima lograra reconocer a su atacante llevó a que la policía ubicara al acusado y lo llevara en calidad de detenido a la Unidad policial por orden de la Fiscalía Nº 1 de General Roca.

Sin embargo a las pocas horas desde el Ministerio Público Fiscal roquense se dispuso que recupere su libertad debido a que había fijado domicilio y también por el hecho de tener a hijos menores a su cargo. No obstante el acusado permanece vinculado a la causa y mañana se le formularían cargos por abuso sexual con acceso carnal.

Una vez radicada la denuncia la policía local junto al gabinete de Criminalística y el médico policial estuvieron trabajando en el lugar del hecho para el levantamiento de huellas y de prendas. En el examen a la mujer se constató que ésta presentaba marcas en el cuello y demás lesiones que serían compatibles con la agresión física que denunció la víctima previo al ataque sexual.