thumbnail__27.4.21D

Dalsasso: “Estamos frente a una corporación corrupta”

• Fue lo que manifestó el Juez de Garantías de Villa Regina en el marco del juicio político que se desarrolló en su contra por “graves desarreglos de conducta”.

• “Es contundente la prueba que demuestra la inocencia, hay una testigo presencial del hecho que dio cuenta que nunca hubo amenazas ni maltratos hacia el menor”, se indicó.

• Se adelantó que en caso que la sentencia confirme su destitución e inhabilitación, existen agravios que lo habilitan a ir a la Corte Suprema por haber violado el Non bis in ídem (no se puede juzgar a una persona dos veces por un mismo hecho) y el derecho a defensa al no haberle dado traslado de la realización de la cámara gesell de los menores, ni haberle notificado al perito de parte, realizándose la misma a espaldas de su defensa, sin tener defensor.

• “Acá hubo un armado político y judicial y la única víctima en todo esto fue mi hijo”, se recalcó a LCR.

 

 

Villa Regina – Con fuertes declaraciones en contra del Poder Judicial, el Juez Federico Dalsasso junto a su esposa y abogada Solange Rojas adelantaron que en caso de que la sentencia de la próxima semana sea desfavorable irán a la Corte Suprema, entendiendo que es un juicio político y como su palabra lo indica el tribunal (Consejo de la Magistratura) está conformado por jueces, políticos y miembros del colegio de abogados.

“Estamos frente a una corporación corrupta”, fue lo que manifestó Dalsasso en el marco del juicio político iniciado esta semana y cuya sentencia se leerá el próximo martes 4 de mayo. Por su parte, Rojas manifestó: “Hubo testimonios que dieron cuenta que el hecho no existió, que probaron cómo fue mi conducta”, con dichos testimonios es clara mi inocencia, como se pudo probar en el juicio penal que de hecho me absolvieron, jamás se pudieron probar los hechos que se me endilgaron y la sentencia quedó firme”.

Seguidamente la abogada enfatizó: “Hay un clientelismo importante y entre ellos se cuidan. Existe un hermetismo jurídico entre todos los funcionarios y él (por Dalsasso) como funcionario ha denunciado a muchos jueces y fiscales, pero nunca pasó nada porque las causas las cajonearon, todo quedó en la nada porque es una gran corporación el Poder Judicial”.

A pocos días de la fecha en la que se conocerá la sentencia, Rojas remarcó: “Acá hay una causa armada políticamente y ello se debe a que existe un mandato para destituirlo, en cuanto se realizó la falsa denuncia casualmente el Diario Rio Negro tuvo copia de la misma, y luego el denunciante se reunió con parte de los concejales de esa época que se entrometieron en cuestiones que no corresponden a sus funciones y elevaron una nota al STJ (Superior Tribunal de Justicia)”

“El origen del armado de la causa comenzó con la falsa denuncia, luego con la entrega de la misma al diario Río Negro, para concluir con la intrusión del Concejo Deliberante elevando una nota al Superior Tribunal de justicia, nota que luego fue enviada al Consejo de la Magistratura. Si lo destituyen es por una cuestión política pero independientemente de lo que surja, él seguramente renunciaría. Sin embargo, antes quiere terminar el proceso como corresponde, probando la verdad, que de hecho ya fue concluyente no solo en el juicio penal, sino que también en el juicio político por testigos presenciales del hecho, siendo difícil apartarse de dicho testimonio, contundente, al momento de emitir sentencia por parte de los integrantes del consejo de la Magistratura”, recalcó y adelantó Rojas.

Cabe recordar que durante el proceso penal Dalsasso ya había sostenido tales afirmaciones. “Todo es una falacia, una mentira lisa y llana. Todo está armado. Niego categóricamente todo lo que se dice y lo voy a comprobar” (…) “Hay un conato de personas obstinados en tratar de lograr mi destitución”, estas son sólo algunas de las expresiones vertidas por el Juez de Garantías en el marco del juicio penal en su contra que inició en julio 2018 (control de acusación) y por el cual fue absuelto en septiembre de 2019 por el beneficio de la duda, que de hecho si existe duda la denuncia del padre del menor nunca pudo ser probada.

A más de un año y medio de  lo que en su momento resolvió el Juez de Juicio Oscar Gatti, esta semana el Consejo de la Magistratura inició el Juicio Político (por los mismos hechos) contra el Juez Penal de Regina por presuntos desarreglos de conducta, hecho en el que se investiga si incurrió en conductas inapropiadas al cargo en el trato dispensado a un niño a la salida del Colegio María Auxiliadora.

“Véase que en primer lugar si hubiese existido ese falaz hecho, el colegio estaba lleno de padres, porque es en el horario de salida. ¿A ustedes les parece que alguien no hubiese hecho algo en defensa del niño?, claro que sí, existirían miles de testigos que abonarían la denuncia, y por el contrario no fue así, existiendo testigos que dicen efectivamente que el hecho al que hace referencia la falsa  denuncia NUNCA existió, que Dalsasso jamás maltrató a nadie, por eso lo absolvieron en sede penal”, señaló Rojas.

Luego de más de 10 horas de debate el Fiscal General, Fabricio Brogna, requirió su destitución e inhabilitación para ocupar cargos en este Poder judicial por considerar que fueron probados tales hechos ocurridos en mayo del 2018, “amparándose solamente en cámaras Gesell que fueron realizadas a escondidas de la defensa, y paradójicamente sin hacer mención al testimonio de la madre de un integrante del Colegio que afirma que Dalsasso jamás maltrató al niño, y sin tener en cuenta el testimonio de la psicólogas del poder judicial”, expresó la abogada.

Tal como lo planteó esta semana durante la audiencia el abogado defensor, Ricardo Mendaña, para la familia Dalsasso-Rojas la Cámara Gesell no tiene validez por el hecho de que cuando se realizó no se le dio intervención al imputado, no intervino el abogado y tampoco lo hizo el consultor técnico de parte. “Todo se hizo entre gallos y medianoche y que casualidad que sea la Cámara Gesell la única prueba en la que se basa el fiscal Brogna”, manifestó Rojas.

Vale señalar que si bien en un primer momento se pudo acceder de manera virtual, durante la mayor parte del debate del Juicio Político la Prensa no tuvo acceso. “Desde el principio quise que la audiencia sea pública porque es contundente la prueba que demuestra la inocencia de Dalsasso”, dijo Rojas, “de hecho lo absolvieron en sede penal como anteriormente remarqué”.

En relación a este último punto se indicó que hubo testimonios que dieron cuenta que no hubo agresión, que probaron cómo era su conducta y dedicación al trabajo y que todo es un armado político”, reiteró la abogada.

“En todo momento ni siquiera se pudo probar que existió un reproche verbal como en su sentencia se extralimitó al decirlo  el Juez Gatti (Oscar), a pesar de estar absuelto”, sostuvo la esposa del juez penal reginense.

“Acá hay una cuestión importante, o se absuelve porque no se puede probar, o se puede probar y se condena, en este caso NO SE PUDO PROBAR LOS HECHOS DE LA DENUNCIA y eso acreditado por personas que fueron testigos del hecho. Lo único que mi marido le dijo al hijo del denunciante es ‘Por qué le hiciste eso a mi hijo’, debido a las situaciones de maltrato que había sufrido nuestro hijo. Acá la realidad es que hubo un armado político y la única víctima en todo esto fue mi hijo”, concluyó Rojas.