186572883_802014414066514_1333760499801519987_n

Covid: “La situación es muy preocupante”

  • Así lo manifestó Mariana Ros quien es Médica Infectóloga del Hospital de Villa Regina.
  • El aumento de casos es notorio y último parte contabilizó 116 casos activos.

Villa Regina- Se enciende la alarma por la curva ascendente de casos positivos de coronavirus. En los últimos días los números fueron los siguientes: desde el lunes 10 al miércoles 12 los casos activos fueron entre 50 y 60. Desde el jueves y comienzos de esta semana el número se elevó de 80 a 85 casos y durante el martes superó los 100, puntualmente 106 casos activos y el ultimo parte de prensa se contabilizaron 116 casos. A comienzos de este mes hubo dos mujeres fallecidas de 74 y 85 años y esta semana se informó un tercer fallecido, un hombre de 67 años.

El sistema de salud se encuentra alerta, extremando medidas y en el Hospital local se evalúan cuestiones como reprogramación de cirugías y restringir al máximo la circulación dentro del edificio.

Mientras tanto se espera cuál será la decisión que tomara el comité de crisis teniendo en cuenta que hasta el 21 del corriente mes rigen las restricciones actuales.

LCR dialogó con Mariana Ros quien es médica Infectóloga del Hospital Área Programa Villa Regina.

“Este virus tiene la capacidad de hacer mutaciones  y cuanto más se replica más posibilidades de generar variantes tiene. La ventaja evolutiva lo hace más contagioso porque el principal problema del virus es la contagiosidad con la que se transmite. En los lugares que más circula el virus, más se replica y más posibilidades tiene de hacer mutantes que luego esas nuevas variantes, reemplazan a las cepas que venían circulando previamente. Cuanto más contagiosa es, más posibilidades tiene de sobrevivir”, se refirió la profesional en cuanto a la variedad de cepas.

“Nosotros en Regina, no tenemos la técnica para diagnosticar variantes, entonces el diagnóstico es retrospectivo. Hace un mes por ejemplo hemos detectado en un paciente que venía de Paraguay y como se sospechaba que podía llegar a tener una variante Manaos, porque en su país había muchos casos en ese momento, se le realizó la prueba correspondiente y se mandó a analizar a Buenos Aires en el Instituto Malbrán, donde se hizo la secuenciación y el resultado fue que el paciente sí tenía la cepa Manaos”, contó.

Respecto a la cantidad de casos en comparación al año pasado en esta misma temporada dijo: “Lo que se sabe de las variantes es que se contagian más rápido. La curva de casos el año pasado tuvo un ascenso más lento con un pico más bajo y ahora se ve que no para de subir. Esto probablemente se deba a que ahora hay más circulación. Por lo general los virus extranjeros llegan por donde hay aeropuertos y luego de distribuyen en el resto del país”.

“Si no se detiene la circulación, la gente va y viene esto se va diseminando, entonces van empezar a aparecer otras cepas que antes no teníamos”.

Por otro lado afirmó que la presentación de casos está muy vinculada con la circulación. “Mientras uno más interacciones tiene, más posibilidades tiene de adquirir el virus. Porque si bien las manifestaciones clínicas son principalmente respiratorias, es muy amplio el espectro de manifestaciones que lo casos pueden tener. Hay gente asintomática que no sabe que tiene el virus y contagia. Si uno no tiene las medidas de cuidado puede que en algunas de esas interacciones tengas Covid  o lo contagies y no te des cuenta”, detalló.

Respecto a la consulta si se ven más casos en personas jóvenes o adolescentes manifestó que “la diferencia entre este año y el año pasado no había clases y los chicos se juntaban menos, además se sabía menos de virus. Este año con un poco más de conocimiento se abrieron las actividades, la gente está más relajada entonces puede ser que ciertos grupos etarios que el año pasado estaban más restringidos en su movilidad y en sus interacciones, este año estén interactuando más, por ende son grupos que se pueden ver afectados por el virus”.

La médica definió las situación como preocupante: “es muy preocupante porque de la las cepas nuevas no es claro cuánto es el porcentaje de letalidad. El problema es que se contagia más rápido y acá en el hospital tenemos 4 camas de terapia intensiva, entonces si el 5% de los pacientes requieren una cama, con que haya 100 casos en Regina ya tenemos las camas ocupadas. Esto no es algo que podamos derivar, sino que también están llenas las terapias en la mayoría de las localidades”.

“Entonces si los casos aumentan llega un momento que no hay más capacidad de respuesta, se llena la sala y no vamos a tener donde internarlos. Hasta ahora  lo que se ve es que las proporciones se mantienen, la mayoría de la gente tiene formas leves y no requieren internación, pero ese porcentaje pequeño que si lo requieren aumenta no vamos a tener la capacidad para internarlos a todos”, finalizó.