20190303111248be4b728aa09d86f4ef51866a591c3e99_med

Conducía en estado de ebriedad y protagonizó un choque en ruta 22

Ocurrió en Cervantes. Dos personas oriundas de Huergo debieron ser trasladadas al hospital, una de ellas sufrió fractura de la cervical. El test de alcoholemia arrojó resultados positivos en uno de los conductores. La familia que viajaba en el otro vehículo resultó ilesa

 

 

Cervantes – Como consecuencia de un violento choque entre dos vehículos ocurrido en la mañana de ayer en el kilómetro 1155 de la ruta nacional 22, dos personas oriundas de Ingeniero Huergo debieron ser trasladadas a distintos hospitales de la zona. Posteriormente se constató que una de ellas sufrió fractura de la cervical y que el conductor circulaba en estado de ebriedad. Por su parte la familia que viajaba en el otro vehículo, entre ellas una criatura de 1 año, resultaron ilesos.

De acuerdo a lo informado por fuentes policiales a LCRegina el choque se registró a las 8,30 hora a la altura de Cervantes. En el Km 1155 impactaron de manera semi frontal un Chevrolet Onix y un Peugeot 208. En el primer rodado viajaba un hombre de 30 años y su acompañante de 21, ambos de Huergo. En tanto en el 208 lo hacían cinco mujeres, entre ellas una beba de 1 año y una joven de 18.

El Onix circulaba de este a oeste (Cervantes a Roca) y por razones que se desconocen el conductor perdió el control del auto y tras salir hacia la banquina y retornar nuevamente a la cinta asfáltica impactó de manera semi frontal sobre el carril de la margen sur con el Peugeot que transitaba en dirección contraria (oeste-este), precisamente la familia oriunda de Cipolletti viajaba con destino a Las Grutas.

Producto del siniestro vial el auto que viajaba hacia la costa rionegrina quedó sobre la calzada orientado de sur a norte mientras que el Onix quedó volcado, orientado de noroeste a sureste.

En el lugar personal de Salud de Huergo constató que la familia de Cipolletti resultó ilesa. Por su parte los ocupantes del otro rodado debieron ser derivados a los hospitales de Roca y Cervantes.

Posteriormente se constató que el joven de 21 años que viajaba en el Onix resultó con lesiones graves debido a que sufrió fractura de la cervical. En tanto al conductor del auto se le realizaron distintas placas para determinar la consideración de las heridas y también se le practicó el test de alcoholemia. Este dio positivo ya que arrojó 1.01 gramos de alcohol en sangre en el organismo.

Por el hecho se iniciaron actuaciones judiciales por ‘lesiones graves en hecho de tránsito’, se secuestraron ambos vehículos y se imputó al conductor del Onix.

 

(Foto gentileza Todo Roca)

 

 



A %d blogueros les gusta esto: