Arabela Carreras (4)

Carreras: “Vamos a tener un Plan Castello 2”

Arabela Carreras tiene 49 años, nació en San Carlos de Bariloche y hoy es la candidata a la gobernación por Juntos Somos Río Negro (JSRN). Se define como una “mujer de trabajo, que concibe la función pública como una función de servicio hacia los demás, con una larga experiencia en la gestión, no sólo en la provincial como parte del equipo de Alberto Weretilneck, sino también a nivel municipal en Bariloche”.

Las elecciones del domingo 7 de abril la tienen como una de las tres mujeres que aspiran a gobernar Río Negro por los próximos cuatro años. “Esto habla de una sociedad evolucionada y también de la permeabilidad de la política para ser sensibles a las problemáticas sociales. La sociedad y la militancia de un colectivo de mujeres ha abierto un escenario de posibilidades en materia de igualdad y la política rápidamente ha podido ser permeable a esto a diferencia de otros ámbitos donde todavía sigue la pirámide muy marcada: las bases con presencia de muchas mujeres y las cúspides muy masculinizadas. La política tiene que adoptar la agenda pública y en la agenda pública las mujeres hemos logrado poner nuestros temas”, reflexionó en el diálogo que mantuvo con LCRegina.

-Ha dicho en varios de sus discursos que JSRN se define muy bien ante esta grieta de Nación, ¿por dónde pasa esa definición?

“Primero, la grieta, lejos de servir a los intereses rionegrinos, divide, confronta y además no brinda herramientas para salir adelante. Nuestra posición es independiente, no entramos en esa discusión, vamos a dialogar con cualquiera de los partidos políticos que le toque gobernar a la Nación, como lo hemos hecho en los municipios. No tenemos una definición para la gestión que pase por lo político-electoral. Nosotros tenemos una definición para la gestión que tiene que ver con los intereses del conjunto de los rionegrinos”, señaló.

Agregó que “JSRN tiene un proyecto que ha transitado por el territorio de la provincia de manera exitosa, por lo tanto hay perspectivas de darle continuidad, de cuidar lo que hemos logrado, de defender los intereses de Río Negro, siendo un partido provincial, frente a las discusiones nacionales que muchas veces nada tienen que ver con lo que ocurre en nuestra provincia, y de consolidar un proyecto que frente a la Nación puede coincidir, puede gestionar, pero también se planta para defender lo nuestro”.

-Sostiene que Weretilneck ha sido la persona que transformó Río Negro y que el Plan Castello es el emblema de esta gestión. Más allá de que señale que se trate de una continuidad, ¿cuál es el emblema del proyecto de provincia de Arabela Carreras?

“El Plan Castello está en plena obra, vamos a terminar inaugurando lo que Alberto empezó y vamos a tener un Plan Castello 2 porque es un método de trabajo excelente, porque tenemos una deuda respaldada por los ingresos petroleros, no pone en riesgo el Estado y genera mano de obra e infraestructura sobre todo para la producción”, señaló.

En este aspecto detalló que “tenemos pensado fortalecer el eje de las energías alternativas, un potencial muy grande junto con la tecnología. Cruzar la tecnología con la producción en todos los ámbitos puede generar un valor agregado para Río Negro. En la zona andina, Río Negro tiene más científicos por metro cuadrado que en cualquier otro punto del país, por eso con esta masa crítica de producción de información y de herramientas tecnológicas queremos impactar la actividad productiva. Vamos a generar los instrumentos para poderlo hacer, con una mirada muy fuerte puesta en la energía y en el medio ambiente”.

-¿Y en este esquema dónde entra la fruticultura?

“La actividad frutícola se caracteriza por una tendencia a la conservación de los modos de producción que a la innovación. Tenemos que poner innovación en todas las actividades productivas. Hay actividades que son muy dinámicas y rápidamente se adaptan a la cambiante demanda. La fruticultura tiene que incorporar tecnología porque sino no es viable. Tenemos que llegar a exportar el 50% de la producción para hacerla sostenible. Tenemos que estandarizar nuestros métodos de producción, generar trazabilidad desde la semilla hasta que se lo pone en una góndola en un mercado europeo por ejemplo, y con ello se inyecta un valor agregado muy grande que impacta notablemente en el precio. Además debemos poner valor agregado en origen. Esas son las grandes herramientas: la trazabilidad del producto primario y mejorar la capacidad para poner valor agregado en origen”, respondió.

-¿Y el turismo?

Señaló que “hoy el turismo es una herramienta fundamental, generó enormes volúmenes de ingreso en altas temporadas y medias. Hay que estabilizar la fluctuación. Estamos desarrollando zonas que aún no lo están en materia turística, como los Valles. Estamos trabajando también en el turismo religioso, desarrollando un plan estratégico, financiado por el Consejo Federal de Inversiones, coordinado por el ministerio de Turismo de la provincia, en el que vamos a poder planificar una inversión respaldada por el fondo de infraestructura turística”.

-¿Le hubiera gustado un debate con el resto de los candidatos?

“Me hubiera encantado, lo merecía la población. Me preocupa enormemente lo que se juega hoy, una provincia ordenada, saneada, que paga sus deudas y sus obligaciones, que cumple con los servicios, con los salarios al día, con desarrollo en todo el territorio, con el acompañamiento de instituciones intermedias. No hemos escuchado qué van a hacer desde la oposición, ni una sola idea que nos permita pensar que hay un rumbo. Sólo hemos escuchado verborragia agresiva con respecto a los empleados públicos, desprecio, me parece que es preocupante”, dijo.

-¿Dónde se ve el 10 de diciembre?

“Me veo como gobernadora de la provincia, defendiendo los intereses de Río Negro frente a las disputas nacionales que nada tienen que ver con nosotros y también dándole continuidad a un proyecto de diálogo, de integración y de cercanía. No van a notar mayores cambios, sí va haber perspectiva de género en las políticas públicas porque forma parte de mi formación, pero no confrontativa, violenta, de romper, de dañar edificios públicos, de despreciar a los hombres. Por el contrario. Creo en una provincia integrada desde esta perspectiva”, destacó.

-Después del 7 de abril y hasta el 10 de diciembre va a haber una larga transición. En el medio las PASO y las elecciones nacionales, ¿cómo ve el escenario político a nivel nacional?

“Con mucha preocupación porque no veo un rumbo en la economía de nuestro país. Si nosotros podemos hacer obras, acompañar clubes, es porque tenemos las cuentas ordenadas. No veo lo mismo en la Nación. Esto es una preocupación porque a veces se deben resolver situaciones dentro de la provincia y se encuentra con la ausencia de Nación o que las políticas perjudican a los ciudadanos y no podemos salir a dar respuestas como la gente espera. Tenemos que lograr que el gobierno nacional termine las rutas, la 22 y la 23. Esto no es de una sola gestión, el kirchnerismo gobernó por muchos años y la ruta no se terminó; el macrismo prometió y tampoco las terminó. Vemos con preocupación la ausencia del Estado nacional. Las provincias han quedado muy solas. Tenemos que asumir las obligaciones nacionales y las propias obligaciones, entonces veo con preocupación el escenario. No tomamos posición, cualquiera sea el partido político que gane va a encontrar un gobierno que defiende los intereses de los rionegrinos”, manifestó finalmente.

Comentarios de Facebook