4efb32e2-84a6-417b-a900-297339ca9fc2

Ansiedad y estrés, los factores que afectan la salud nutricional en pandemia

“Aumentó el consumo de alimentos procesados y pre cocinados, el consumo de refrescos azucarados, bebidas gluco carbonatadas, gaseosas; que arrojó como resultado el aumento de peso de la población”, así lo manifestó la Licenciada en Nutrición, Nadia Astudillo.

 

Villa Regina – En diálogo con este medio la Licenciada en Nutrición, Nadia Astudillo, contó cuáles son los efectos colaterales que está dejando la pandemia en todo lo vinculado con la alimentación.
“Desde el aspecto de salud nutricional se hicieron muchas recomendaciones en relación al cuidado de salud en general y en eso entraba la nutrición por el tema de cuidado del sistema inmunológico frente a esta situación de pandemia, más allá de que estés o no en población de riesgo”, mencionó.
“Las campañas respecto a la alimentación fomentaba a aumentar el consumo de frutas y hortalizas, granos integrales, legumbres, frutos oleaginosos, disminuir el consumo de azúcar, etc. Lo que se observó estos 4 meses es que la gente hizo todo lo contrario, y en parte se esperaba que fuera así porque estuvimos más en casa y los horarios cambian, no tenemos una rutina estándar ya que se obligatoriamente se modificó”, resaltó.
La especialista señaló que “aumentó el consumo de alimentos procesados y pre cocinados, lo que son las ciudades grandes. Por ejemplo, yo ahora vivo en la ciudad de Neuquén y el delibery le fue muy bien en lo comercial porque se pidió mucha comida pre cocinada o comida rápida, aumentó mucho el consumo de refrescos azucarados, bebidas glocarbonatdas, gaseosas; y lo que se observó es el aumento de peso de la población. No queremos decir con esto que no se siguieron las recomendaciones que se dieron, pero en cierto grado nos preguntamos si se tomó conciencia de cuidar el sistema inmunitario en relación a la salud y a los hábitos, que tan importante es trabajar en ellos”, subrayó.
Con respecto a la cantidad de consultas la profesional manifestó que se han mantenido igual, tal vez en una primera etapa de la cuarentena se vio disminuido pero lo atribuye a la falta de costumbre de utilizar la modalidad online, consultas virtuales o la falta de elementos para tales consultas.
“El segundo mes de cuarentena eso ya se normalizó, es más el flujo de consultas online se vio aumentado. Hay muchas en relación al peso pero también muchas preguntas con respecto al factor psicoemocional. Muchos más pacientes con ansiedad y con estrés. Eso se notó muchísimo”, dijo.
Si bien la nutricionista destacó que esta situación se había anticipado por algunos profesionales de la salud a nivel nacional cuando comenzó la cuarentena, hoy se está volviendo más habitual el trabajo interdisciplinario con profesionales de la psicología.
“Es importante que se trate desde el ámbito psicológico porque, por ejemplo, si ya había una situación de ansiedad latente, con este marco de pandemia se agravó. Se canaliza mucho a través de la comida, la persona al pasar tanto tiempo en casa y al aumentar la ansiedad aumento mucho el picoteo, las frecuencias en la cantidad de comidas diarias. No se observó tanto en el volumen pero si en la frecuencia”, detalló.
En una encuesta que llevó a cabo a través de su página profesional destaca que ante la consulta sobre qué tipo de cocina les interesaba más, obtuvo que el mayor interés era por las preparaciones caseras dulces.
“Estamos en casa en cierta forma la glucosa tiene algo de gratificación frente al malestar psicoemocional, es normal que busquemos dulces. Lo que hice fue compartir recetas lo más saludables posibles. Se notó un aumento el aumento de avena, semillas, ya que la gente se animó a probar otras cosas, pero fue un porcentaje menor”.
“Desde nuestra área instamos a las personas a que continuemos esforzándonos en consumir alimento lo más saludable, que podamos para cuidar nuestra salud porque podemos comer rico y a la vez sano. Existe un mito a derribar y es que a veces pensamos que lo rico no es sano, y no es así, hay comidas muy ricas que también son saludables y está bueno animarnos a probarlas sobre todo para cuidar nuestra salud”, finalizó.



A %d blogueros les gusta esto: