escuela 265

Alumnos de la escuela 265 comprometidos con el cuidado del medio ambiente

A fines de la semana pasada la comunidad educativa de la escuela primaria Nº 265 de Villa Regina vivió una jornada dedicada al cuidado del medio ambiente. En la ocasión se expusieron los distintos trabajos realizados por los alumnos durante el último tiempo y se asistió a una charla sobre la temática que brindo el licenciado Marcelo Mercante en el edificio escolar.

“Hay más de mil maneras de cambiar el mundo, la primera empieza por ti”, fue el lema del proyecto que en forma conjunta elaboraron las docentes Andrea Xotta, Patricia Rosales y Carina Coronado de quinto, sexto y séptimo grado. El trabajo escolar hizo hincapié en las 3 R: reducir, reutilizar, reciclar.

“Lo vivido el viernes fue el desenlace de una idea que surgió a partir de un trabajo sobre la biodiversidad que se realizó en séptimo. Al ver luego que en quinto y en sexto también se estaba trabajando temáticas relacionadas, como puntos limpios o la pila, sus usos y consecuencias, fue que junto a la docentes Patricia y Carina decidimos juntarnos”, manifestó Andrea a LCRegina.

El trabajo conjunto entre los cursos dio vida al proyecto de las 3 R y en él se involucró a toda la comunidad educativa. En este marco los más de 100 alumnos se fueron compenetrando con estos conceptos básicos y fundamentales para la conservación del medio ambiente.

Considerando el ritmo imparable con el que crece la contaminación, los chicos no sólo fueron tomando conciencia de la importancia de comprometerse con el cuidado del medio ambiente desde la propia conducta individual y cotidiana, sino que también comenzaron a ser transmisores de ese mensaje.

Tras varios días de estudio y trabajo de campo, se llegó al momento de la muestra. Previo a la exposición de los trabajos, como los puff con botellas que quedaron en la escuela y también fueron entregados al jardín 28, se invitó al licenciado Marcelo Mercante para que brindara una charla vinculada con la temática. La misma contó con la presencia de las familias y comenzó minutos después de las 10 horas del viernes.

“Fue una experiencia muy positiva porque se logró que los chicos tomaran conciencia para así multiplicar la enseñanza a quienes los rodean. También se estimuló su creatividad a través de los distintos trabajos y folletos que se realizaron y se hizo posible que toda la comunidad educativa se involucrara en esta promoción de las acciones responsables en materia ambiental”, concluyó la docente de séptimo, Andrea Xotta.