cd

“Además del Coronavirus, ahora debemos cuidarnos de un retrovirus…antidemocrático”

Lo manifestó el bloque de concejales de JSRN de Villa Regina. Es en relación al pedido de juicio político contra el intendente Marcelo Orazi ingresado ayer al Concejo Deliberante por parte del denunciante Sergio Plos.

 

Villa Regina – En horas del mediodía de hoy el bloque de concejales de Juntos Somos Río Negro emitió un comunicado en relación al pedido de juicio político contra el intendente Marcelo Orazi ingresado ayer al Concejo Deliberante (CD). En el mismo el denunciante Sergio Plos afirma que con sus acciones el jefe comunal ha incurrido en la falta de cumplimiento de los deberes de funcionario público.

 

A continuación el comunicado de prensa completo de JSRN:

 

“Además del alerta por la amenaza del coronavirus, ahora debemos cuidarnos de un retrovirus…antidemocrático.

Este bloque de Concejales de Juntos Somos Río Negro, se declara en alerta, ante las conductas antidemocráticas de personas y un sector de la oposición  que pretenden pasar por arriba a las autoridades elegidas por el pueblo. Utilizando la pandemia como excusa, tratan de mellar la figura de nuestro Intendente municipal, Marcelo Orazi, especulando con el cansancio de la cuarentena y la necesidad de la gente; utilizando fórmulas archiconocidas generando caos, incertidumbre y agigantando viejos fantasmas.

Gobernar no es poca cosa en tiempos de zozobra sanitaria, no lo es para intendentes, gobernadores o presidentes. Implica mucha responsabilidad en la toma de decisiones, que en algunos casos pueden resultar antipáticas, pero nunca en contra de la comunidad.  En la mejor respuesta  que se busca  permanentemente en brindar los  servicios y suplir las necesidades de los vecinos se decide entre dos variantes: el miedo a la enfermedad y el miedo por la economía. La pregunta es cuál será peor para una ciudad que estuvo alrededor de 40 días sin novedades, que ahora se anoticia de nuevos casos positivos o  si las finanzas socavaran las cuentas ya complicadas recibidas de la gestión anterior. Se esperaba que la unidad política fuera el apoyo para salir de esta  situación con los menores costos posibles. Y cuando hablamos de costos, no sólo hablamos de aquel comerciante que lamentablemente sabe que no habrá oportunidad de levantar nuevamente sus persianas, sino también, hablamos de lo más importante, QUE  NO TIENE PRECIO,  QUE ES LA VIDA.

Para este gobierno municipal la pandemia será impredecible, pero no lo es en cuanto al rumbo elegido en las decisiones de administrar la cuarentena.

Por ello es lamentable observar cómo algunos pícaros, tratan  de embarrar la cancha, total, en el mismo lodo, terminamos todos manoseados. Son los  enamorados del efecto rápido golpista, aparecen con pedidos de informes, montados en reclamos genuinos de vecinos, pero de los cuales, cuando la responsabilidad de gobernar les cabía, no supieron dar respuestas.

 Cumplidos los primeros 6 meses de gobierno de Marcelo Orazi, comenzaron a hablar en voz baja, como si un Gran Hermano estuviera escuchándolos, hasta que encuentran al constructor de un relato  que con su aparatejo  propagandístico diario instala mentiras, sin sonrojarse de su alegría por cada caso positivo de COVID-19 que va apareciendo. Abogando a diario, la idea de un gobierno con debilidad política, de escasa seriedad, de presuntos pactos destituyentes, poniendo palabras en boca  de concejales jamás pronunciadas, de zancadillas políticas, rayando el delito con supuestas conductas de la vida privada de funcionarios, todas ellas provenientes del imaginario fantástico y detestable de quien solo busca sembrar destrucción. Como si esto fuera poco se despacha, en plena pandemia, con un pedido de juicio político, con una serie de acusaciones sin fundamentar, acusando al Intendente de incumplimiento de los deberes a su cargo.

El denunciante, recurre a la vieja estrategia de la victimización, inventa persecución, censura, impedimento de la libertad de expresión, intenta sostener un relato falso, carente de todo sustento fáctico y legal.  Amarillista que, con su delgada pluma, supiera confeccionar facturas que en los últimos 4 años sumara para sus bolsillos casi 3 millones de pesos en pauta publicitaria y que  ahora pretende poner en la cornisa a un gobierno que logró su posición con el respaldo de las urnas.

Nosotros, Concejales de Juntos Somos Río Negro, hombres y mujeres comprometidos con Regina, expresamos nuestro más enérgico  rechazo a este atropello, manteniéndonos atentos y respaldando categóricamente a nuestro Intendente Municipal”.

 

 

Edgardo Vega (presidente CD)

Silvio Rodríguez (concejal)

Claudia Maidana (concejal)

Agustina Fernández (concejal)



A %d blogueros les gusta esto: