11229_HRN200682329602_MG294221894

A 20 años del fallecimiento del Padre Rondini, la Fundación recordó y destacó su obra en la ciudad

Villa Regina – Durante la jornada de ayer (17 de agosto) se cumplió el 20° aniversario del fallecimiento del Padre Salesiano Cesar Rondini y desde la Fundación destacaron y recordaron cómo su esfuerzo y dedicación “dejó una clara impronta de la presencia Salesiana en la comunidad de Villa Regina y una importante obra Socio-Educativa, sostenida en valores como el esfuerzo, el trabajo, la formación, la solidaridad y la participación comunitaria”.

Además, desde la Fundación se hizo un recorrido de lo que fueron sus comienzos, las obras que dejó para el futuro de la ciudad, sus sueños y proyectos y la actualidad de la institución Saliesiana.

A continuación parte del comunicado elaborado por la Fundación:

 

Su vida:

Nació en Médanos (Pcia. BsAs) el 05/02/1919, hijo de Graciano Rondini y Filomena Maurise, familia muy humilde y trabajadora, quienes tuvieron 14 hijos. Se ordenó sacerdote el 24/11/1946, cumpliendo su primera misión en el Colegio La Piedad de Bahía Blanca, y después de otros destinos, es destinado a Villa Regina, llegando el 25/02/1959, donde permaneció hasta su fallecimiento a los 82 años el 17/08/2001.

 

Obras que el padre dejo para el futuro reginense:

Cuando llegó a Regina, lo primero que vio fue el Barrio Buenos Aires Chico, una villa miseria, hoy barrio Don Bosco, y pensó “cuando Dios Quiera trabajaré allí”. En ese momento dos situaciones preocuparon al Padre, la pobreza y que muchos chicos no iban a la escuela, y se dijo “acá hay que hacer algo…” y comenzó con un comedor en la Parroquia y al poco tiempo comenzó a trabajar en el mencionado barrio (ref. Mirando al Futuro – Silvia Zanini).-

Su visión, tenacidad, esfuerzo, y el acompañamiento de muchos colaboradores, dio origen a importante Obra Salesiana llevada adelante por del Padre Rondini, que a su partida estaba conformada por

Escuelas Primarias: Instituto Primario Don Bosco (1960), con un anexo de Jardin de Infantes; Instituto Antártida Argentina (1962) y Jardín de Infantes “Pimpollito”; Instituto Niño Jesús (1965) y Jardín de Infantes Rayito de Sol (1967)

Escuelas Secundarias: Instituto Nuestra Señora del Rosario (1965); y Instituto Secundario Don Bosco (1991)

Capacitación: Isla 61 Nuestra Señora de Luján (1969); y Centro Cooperativo Laboral Mamá Margarita (2000)

Recreación y deportes: Salón Social OR.ES.PA (1963); Casa de Nazareth (1971)

Obra Social: OR.ES.PA; Hogar San José (1963); Hogar Niño Jesús (1973); Capilla Niño Jesús; Centro Cultural Niño Jesús; y Centro de Atención al Niño.

 

Sus sueños y proyectos

– La continuidad y sostenimiento de la obra. Para lo cual venía trabajando con la colaboración y el respaldo de amigos y algunos de los docentes que se desempeñaron y acompañaron, lo que a su fallecimiento dio origen a la creación de la Fundación que lleva su nombre.

– La concreción del proyecto de un Colegio Secundario que ya estaba presentado a las autoridades provinciales, en un terreno donado oportunamente por la Asociación Hospital Italiano, planteando en ese momento la necesidad de que los jóvenes completaran su secundario. Hoy Colegio Secundario Padre Rondini.

– La atención de la ancianidad

– Contribuir a una Regina pujante, basado en la formación, el esfuerzo, el trabajo, la solidaridad, donde todos puedan hacer realidad sus sueños más nobles.

 

El hoy:

La Institución Salesiana, por medio de la Presencia Salesiana lleva adelante toda la Obra en Villa Regina, habiéndose incorporado la Residencia Escolar “Casita Padre Rondini”, y el Oratorio y Centro de asistencia “Jesús el Buen Pastor” en el Bo. La Grava.

La Fundación Padre Cesar Rondini lleva adelante el Colegio Secundario Padre Cesar Rondini, en instalaciones propias, con dos divisiones de primero hasta quinto año, como Escuela Pública de Gestión Privada bajo la modalidad Bachiller con Orientación en Administración y Gestión Empresarial.

También la Fundación lleva adelante el Hogar de Ancianos Juan Pablo II, en instalaciones propias y que fuera creado en 1982 por impulso del entonces cura párroco Rafael Ruiz y de un grupo de damas de nuestra ciudad que desinteresadamente y con el solo propósito de colaborar con la comunidad enfrentaron el desafío del hogar, legando posteriormente a la Fundación, con el objeto de dar responsabilidad a la problemática de la ancianidad, particularmente los mas carenciados.

 

Reflexión final

El padre Rondini, como fiel seguidor de Don Bosco y ferviente cristiano, no dudó en ofrecer todo su esfuerzo y trabajo para con los más débiles, en particular los niños, convencido de la importancia de ofrecerles oportunidades para que puedan desarrollarse en la vida, siendo buenos cristianos y honrados ciudadanos.-

Hoy, que vivimos momentos difíciles, con mucha incertidumbre, debemos revalorar estos testimonios para ser capaces de trabajar para un mundo mejor, más justo, pidiendo al Padre Dios y María Auxiliadora nos ilumine.