89cf4ae8-f4ee-47ad-ba40-47f72cbd447c

Bombero héroe en Huergo: “Marcos es el ángel de mi hijo”

Con maniobras de RCP le salvó la vida a un bebé de 2 meses que se asfixiaba. “Para nosotros no es únicamente un vecino o un bombero, es nuestro héroe porque hoy mi bebé está con nosotros gracias a él”, comentó Bety a LCR.

 

Ingeniero Huergo – El bombero Marcos Ramos le cambió la vida a una familia de Ingeniero Huergo luego de que hace pocos días auxiliara a una criatura de dos meses que se asfixiaba con la leche. Gracias a las técnicas de reanimación pulmonar (RCP), que por primera vez llevó a la práctica y de una manera que resultó satisfactoria para todos los involucrados en esta historia, hoy una mamá puede disfrutar de su hijo y agradecer infinitamente a su vecino.

“Para nosotros no es únicamente un vecino o un bombero, es nuestro héroe porque hoy mi bebé está con nosotros gracias a él”, comentó Bety Muñoz a LCR al momento de agradecer la acción de Marcos.

La desesperante historia que tuvo un final feliz ocurrió entre la 0,30 y 1 de la madrugada del pasado martes en barrio El Paraíso. “Le había dado la teta temprano y en un momento advertí que no estaba respirando. La desesperación fue total, sólo lloraba porque no sabía qué hacer. Lo único que sabía es que mi vecino era bombero y que nos podía ayudar”, comentó la mamá de Alejandro, la criatura de dos meses.

Hacía pocos minutos que Marcos había llegado a su casa luego de una práctica en el cuartel de la localidad. “Prácticamente estaba comiendo algo para irme a dormir cuando escucho que golpean la puerta y los gritos desesperados del papá de la criatura pidiendo ayuda. Rápidamente fui corriendo hasta su casa y al llegar observé a Bety con su bebé el cual inmediatamente me dio para que lo salvara. Al ver que no respiraba y que ya había cambiado de color comencé a realizar las técnicas para desobstruir las vías respiratorias hasta que finalmente la criatura reaccionó”, relató Marcos a este medio.

“Fue un momento de mucha desesperación pero tuve que mantener la calma en todo momento y mentalizarme en que tenía que salvarlo. Una vez que esto pasó, todo fue alegría y satisfacción por estar frente a algo tan fuerte y límite y por darle la posibilidad a esa mamá de poder volver a fundirse en un abrazo con su bebé”, agregó el joven bombero que desde hace aproximadamente 10 años se desempeña como voluntario en el cuartel y además es instructor de RCP.

“Fue un susto muy grande pero gracias a Dios Marcos estaba en su casa a esa hora y pudo salvar a mi bebé. Le vamos a estar infinitamente agradecidos porque para nosotros Marcos es el ángel de mi hijo, nunca nos vamos a olvidar de lo que hizo”, concluyó Bety quien luego de realizarle estudios a su hijo y permanecer en observación en el hospital de Villa Regina, se reencontró con su vecino para reiterarle y plasmar en una imagen su agradecimiento (ver foto).

“Hice lo que hubiese hecho cualquiera, pero es muy gratificante que a uno lo consideren el responsable de este final feliz”, manifestó Marcos.

Asimismo el bombero huerguense aconsejó a la ciudadanía a realizar los cursos de RCP para saber cómo afrontar situaciones de este tipo. “Lo ideal es mantener la tranquilidad, no desesperarse. También resulta fundamental que cada vez que alguien presente una asfixia de este tipo sea colocado boca abajo o inclinado hacia adelante porque el hecho de golpear a alguien en la espalda mientras está en posición recta sólo es empeorar el problema”, finalizó.