4ffadc05-6ba4-45ec-b7a3-c43ea1b5e9c2

Regina: por las importantes grietas, la escuela 58 no comenzará con las clases presenciales

El resquebrajamiento afecta a tres aulas. Por el hecho de que la escuela no está habitable, la comunidad educativa de barrio Belgrano continuará trabajando desde la virtualidad hasta que concluyan los trabajos de reparación.

“Un año cerrada la escuela y pasa esto, es una tomada de pelo”, manifestó una mamá a LCR.

 

Villa Regina – Por las importantes y notorias grietas que afecta a tres aulas, por la seguridad de los estudiantes, por los trabajos de reparación que en breve comenzarán y para no entorpecer el dictado de clases presenciales, la escuela primaria N°58 de barrio Belgrano no comenzará con las clases presenciales y continuará trabajando desde la virtualidad.

Si bien las grietas en el edificio escolar no son nuevas, sí se han acentuado durante el último tiempo, puntualmente en tres aulas que se ubican sobre el sector que da hacia calle Colegio Nacional.

De acuerdo a lo informado a LCR, en el transcurso de 2019 ya se había trabajado en la reparación de algunas resquebrajaduras, aunque por entonces no eran tan notorias como en la actualidad. Para febrero de 2020 la situación edilicia era normal ya que en apariencia no se observaba ningún tipo de grietas.

Como consecuencia de la cuarentena por la pandemia y la no presencialidad fue recién en diciembre del año pasado cuando el equipo directivo que retornó al edificio advirtió el resquebrajamiento de las paredes. Por este motivo se hicieron los reclamos pertinentes a la Coordinación Escolar de Villa Regina.

Sin embargo, a la hora de retornar este año a la escuela la situación empeoró ya que a medida que pasan los días las grietas cada vez se acentúan de manera significativa, al punto tal que se ve hacia el exterior e incluso se observa un desplazamiento en la pared en una de las aulas.

A partir del reclamo efectuado por el equipo directivo en diciembre y el informe elevado por el Consejo Escolar a Infraestructura Escolar de Viedma, ayer personal de Arquitectura de Río Negro estuvo recorriendo las instalaciones de la institución junto a los directivos de la institución y el equipo técnico de la Coordinación local.

En la recorrida se determinó que existe un hundimiento del terreno y si bien se desconocen cuáles fueron las causas que lo provocó, se especula que pudo haber sido una pérdida de agua. Cabe agregar que además de las resquebrajaduras en las paredes, el edificio también presenta inconvenientes con el suministro de agua en los baños.

Ante esta situación se resolvió no comenzar con la presencialidad ya que la escuela no está habitable en estas condiciones y por esta razón se continuará trabajando desde la virtualidad.

“Si bien las grietas son notorias, la estructura no está comprometida. El hecho de no comenzar con las clases presenciales no es porque existe peligro de derrumbe, sino que lo que se intenta evitar es cortar u obstaculizar la tarea pedagógica, por eso se optó en continuar con la virtualidad”, comentó a LCR el Coordinador del Consejo Escolar Alto Valle Este II, Julio Parada.

A la hora de ser consultado respecto a cuándo concluirán los trabajos y se retornará a las aulas, Parada manifestó que por el momento no se manejan plazos pero aseguró que la empresa trabajará de manera inmediata en las tareas de remediación para detectar cuál fue la causa que provocó que se produjera este resquebrajamiento de las paredes. “Una vez que se sepa qué fue lo que lo generó y qué obra hay que realizar, se podrá tener un panorama más claro respecto al tiempo que llevará dejar todo en condiciones”, agregó el Coordinador.

Por su parte, los padres de la comunidad educativa tomaron conocimiento de toda esta situación a través de las reuniones online que el equipo directivo mantiene con ellos, por lo que el desconcento y el malestar de algunos no se hicieron esperar.

“Yo defiendo la educación pública pero lo que pasó es realmente es una vergüenza. Un año cerrada la escuela y pasa esto, es una tomada de pelo. ¿A dónde están los fondos para el mantenimiento mensual de las escuelas?”, reflexionó indignada una mamá en diálogo con LCR.