La futura gestión deberá reforzar vínculos en varios aspectos

“Yo vengo a ofrecer mi corazón”. De esta manera el concejal Carlos Rodríguez daba comienzo a su conferencia de prensa en la que Cambiemos, después de una espera que llevó casi un mes, presentó oficialmente al concejal de la unión Cívica Radical (UCR) como candidato a intendente para suceder a Daniel Fioretti.

La de Cambiemos fue, por ahora, la última confirmación por parte de una fuerza política para participar de la compulsa electoral del 15 de abril próximo. Rodríguez irá como candidato a intendente por el partido del presidente Mauricio Macri (Cambiemos), Norma Dardik lo hará por el Frente de Unidad de los Trabajadores (FUT), Marcela Ávila por Juntos Somos Río Negro (JSRN) y Carlos Vazzana por el Frente para la Victoria (FpV).

Rodríguez en su discurso dio por sentado que hoy la vara está alta y deberá trabajar para poder dar continuidad al trabajo que actualmente se está haciendo en la municipalidad de Villa Regina. Dijo que los temas sociales lo preocupan mucho y en esto iba a trabajar ya que lo había hecho durante su vida en nuestra ciudad.

Rodeado de políticos como el diputado nacional de Cambiemos Sergio Wisky, el presidente de la UCR Darío Berardi, el intendente de Cipolletti Aníbal Tortoriello, el presidente de la UCR local Gustavo Gallardo y varios ex funcionarios de Daniel Fioretti, se dispuso a charlar una vez más con los medios de comunicación de Regina.

La carrera por la intendencia ya comenzó, ahora resta esperar propuestas de gobierno, equipo de trabajo y un plan para lograr sacar al municipio de la situación crítica en el que fue inmerso durante la última gestión.

Una intendencia que va a durar 20 meses necesitará de un equipo que tenga aceitados los mecanismos para continuar con el trabajo que viene desarrollando la gestión interina. No se puede interrumpir un día el trabajo del municipio ya que crearía nuevamente un caos en la ciudad.

No es tarea fácil armar un gabinete competitivo y con experiencia en el manejo de un municipio, ojalá esto se esté teniendo en cuenta y no nos encontremos nuevamente con un intendente armando un equipo de inexpertos en la función pública.

Regina atravesó una crisis de la cual todavía se sienten y viven sus efectos como producto de una gestión que se ahogó en conflictos internos, lo cual repercutió a la hora de tomar decisiones frente a las demandas de la comunidad. Es necesario ahora reforzar vínculos para generar confianza con los vecinos, con las instituciones y también en la relación institucional que debe existir con Nación y Provincia, independientemente de la fuerza política que gobierne la ciudad.

Vazzana, Ávila, Dardik y Rodríguez tienen un gran desafío por delante y ojalá en el corto plazo nos den información sobre cómo piensan encarar la dura situación que estamos atravesando. Esperamos que pronto nos cuenten con qué equipo va a gobernar quién gane, cuáles van a ser sus prioridades y de dónde van a sacar los recursos para salir de las deudas.

Es cierto que falta mucho tiempo para las elecciones, también es cierto que la política es el arte de lo posible, pero mucho más importante deberá ser el futuro de nuestra ciudad y acá es donde nosotros como vecinos debemos exigir respuestas inmediatas a nuestros candidatos para no equivocarnos al elegir a quién será el responsable de tomar todas las decisiones de nuestra comunidad.

Comentarios de Facebook