oficina judicial

Familia destrozada tras el fallo de la justicia

Fue luego de que el abusador de un menor resultase absuelto de la pena a partir de una jurisprudencia del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro. El caso ocurrió en Huergo en el 2015 y el lunes se conoció la sentencia en Regina

 

Huergo/Regina – A más de tres años y medio de uno de los casos más aberrantes que se dieron en Ingeniero Huergo no hay nada que mitigue el daño sufrido por un menor y el dolor de una mamá. En este sentido a inicios de esta semana la justicia declaró responsable a un joven de alrededor de 20 años por haber abusado de su sobrino pero resultó absuelto de la pena por el hecho de haber sido menor cuando cometió el hecho.

A partir de la jurisprudencia existente en Río Negro por parte del Superior Tribunal de Justicia por un homicidio ocurrido en El Cuy, el último lunes un joven de Ingeniero Huergo fue declarado culpable pero no quedó preso debido a su condición de minoridad cuando cometió el hecho y por su buena conducta.

A mediados del 2015 un menor de 3 años fue abusado sexualmente por su tío de 16 años en la zona urbana de Huergo. Tras un largo proceso de investigación finalmente el lunes se arribó a un juicio abreviado, audiencia que se realizó en la Oficina Judicial de Regina y sentencia que se dio a conocer en horas cercanas al mediodía de esa jornada.

Cuando se comenzó con la investigación por el abuso de Huergo fue bajo el anterior sistema procesal penal, precisamente cuando el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro aún no se había pronunciado por el homicidio de un joven ocurrido durante el 2012 en El Cuy en manos de dos menores.

Sin embargo durante el 2018 el STJ resolvió que dos menores acusados de asesinar y enterrar a Jonathan Peña (17 años) en El Cuy fuesen absueltos. La decisión se tomó ante la duda de si era necesaria una pena para los jóvenes que inicialmente habían sido condenados. En el fallo la justicia rionegrina consideró que por ser menores de edad al momento en que cometieron el hecho, y por haber mantenido luego una conducta de resocialización, no era conveniente aplicarles la pena. En este punto los jueces se ampararon en el artículo 4 de la ley 22278 del Régimen Penal de Minoridad, que faculta a los magistrados a absolver a los menores «si fuese innecesario aplicarle sanción».

Ante esta jurisprudencia, el abogado de la familia del niño que resultó víctima del abuso en Huergo optó en no exponer a la familia y afrontar el juicio ya que a partir de ese fallo del STJ el final siempre iba a resultar similar: responsable pero absuelto.

Por tal motivo se acordó un juicio abreviado, audiencia que se llevó a cabo a inicios de esta semana y en la que el acusado se hizo cargo del hecho, se lo declaró responsable pero se lo absolvió de la pena.

Como resultado, una sentencia que no mitiga todo el daño sufrido por una criatura, que se transforma en un nuevo puñal que agrava el dolor de una mamá y una familia destrozada ante una respuesta judicial que considera injusta y que ya se ha aplicado en otros casos.

Comentarios de Facebook