GEDSC DIGITAL CAMERA

Esta Regina aún frágil institucionalmente necesita de un proyecto integral de ciudad que pueda ensamblar las distintas realidades que presenta

Regina se encamina a elegir intendente. Una elección impensada hace un par de años, sí; aunque el devenir de los hechos y las acciones de la gestión de Daniel Fioretti, en algún punto, prever su anticipado final.

Una elección atípica, también. Se deberá elegir en quién depositar la confianza para gobernar la ciudad por algo más de un año y medio.

A pesar de estas características, se trata de una elección sumamente importante. Y en este punto no vamos a entrar en el análisis de lo que significa para cada fuerza política que participa de los comicios para ver cuál queda mejor posicionada con miras al 2019.

Queremos detenernos en la importancia de esta elección para la Regina ciudad, para la comunidad toda que desde hace tiempo aguarda el momento para dar un salto cualitativo en el desarrollo.

Hoy Regina se presenta como una ciudad frágil, que intenta reconstruirse en todos sus aspectos.

El restablecimiento de los vínculos desde el municipio hacia cada uno de los vecinos, las entidades intermedias, las instituciones, las juntas vecinales, las ONG’s, en fin, cada uno de los actores de la sociedad, es una tarea que debe continuar reforzándose.

Regina siempre se caracterizó por la fortaleza de sus instituciones y esto es algo que la destaca e identifica en Río Negro. Es, sin dudas, un punto a favor.

Esta Regina aún frágil institucionalmente necesita de decisiones firmes, sin lugar a titubeos; de un proyecto integral de ciudad que pueda ensamblar las distintas realidades que presenta.

Un año y 8 meses de gestión es poco tiempo. Es verdad. Pero debe ser utilizado para afianzar la institucionalidad y de ninguna manera para estancarse o retroceder.

Creemos que cada uno de los cuatro candidatos proyecta una ciudad que dé oportunidades a sus habitantes de crecer y desarrollarse, en todos los aspectos. No dudamos de sus buenas intenciones para con la ciudad y cada uno de los vecinos.

Pero, como ya hemos marcado en alguna oportunidad, no sólo alcanzan las buenas intenciones para gobernar, de hecho se pueden diluir en palabras sin un proyecto de trabajo que sea el hilo conductor de las decisiones que se tomen en beneficio de la comunidad.

Esta elección puede ser una gran oportunidad para la ciudad o bien ‘una más’. Todo depende del valor que le demos a la herramienta de mayor relevancia que nos da la democracia que es la de elegir a nuestros representantes.

Comentarios de Facebook