Marcela Ávila

“Es necesaria la organización interna para tener un municipio ágil y eficiente”

La organización interna del municipio de Villa Regina es el pilar fundamental del trabajo que abordará Marcela Ávila si gana la intendencia en las elecciones del próximo 15 de abril.

“Si el vecino me elige, una de las primeras medidas va a ser organizarlo internamente, de manera eficiente, para tener un municipio ágil, que dé respuestas a los reclamos”, manifestó la candidata de Juntos Somos Río Negro.

La confirmación de su candidatura se conoció sobre el fin de semana como fruto del consenso de la dirigencia local del partido que encabeza el gobernador Alberto Weretilneck. Nacida y criada en Villa Regina, tiene 40 años y es contadora. Luego de desempeñarse en el ámbito privado, estuvo a cargo del área de Hacienda durante la gestión del ex intendente Carlos Peralta entre 2003 y 2007; y entre 2008 y 2011 hizo lo propio en la intendencia encabezada por Luis Albrieu. Actualmente se desempeña como gerente de  fiscalización  de la Agencia de Recaudación de la provincia.

“Nunca antes me presenté como candidata a ningún cargo electo. Mi experiencia en la actividad pública desde el año 2003 tanto en el municipio como a nivel provincial en la Agencia de Recaudación Tributaria, también en la Universidad de Río Negro donde estoy a cargo de la cátedra de Principios de Administración Tributaria, una cátedra que tiene que ver con los impuestos. Esta propuesta llega de la mano del gobernador pero consensuada con todos los integrantes de Juntos Somos Río Negro en Villa Regina”, manifestó Ávila a LCRegina.

Agregó que “debo admitir que me sorprendió la propuesta justamente porque he mantenido durante todos estos años un perfil bajo. He sido siempre un cuadro técnico, me he definido como tal y he tratado de prepararme y formarme técnicamente para poder desarrollar todos los desafíos que se me han presentado laboralmente lo mejor posible”.

“En esta oportunidad cuando se me presenta esta posibilidad de ser candidata a intendente, tuve que analizarlo, pensarlo, hablarlo con mi familia, pero después sentí que tenía la fortaleza, que podía conducir el municipio eficientemente y sentí que estaba preparada para asumir esta responsabilidad y por eso mi confirmación de aceptar esta propuesta”, aseguró.

-¿Qué le puede aportar al municipio de Villa Regina?

“Lo que creo fundamentalmente y que va a ser una de las primeras medidas si el vecino me elige el 15 de abril va a ser organizarlo internamente, de manera eficiente, para tener un municipio ágil, que de respuestas a los reclamos. Uno de los puntos fundamentales para mí es contar con un soporte informático, un sistema de gestión de reclamos donde nosotros podamos medir internamente el nivel de respuesta que tenemos en cuanto a los reclamos que formulen. Sé que existen en otros municipios este tipo de sistemas y voy a estudiar antes de las elecciones las posibilidades que tenemos de incorporarlo. El vecino formula su reclamo por alguna de las vías de comunicación que se establecen, y entonces se puede medir la eficiencia del municipio respondiendo a estos reclamos y el tiempo de demora en la respuesta; si se le da respuesta al 100% de reclamos y en qué plazos, entonces se pueden tener indicadores mensuales, semanales y diarios. Para mí es muy importante porque escuchar al vecino, mantener el contacto y saber lo que está ocurriendo es la función del intendente y de todos los funcionarios”.

-Sobre todo porque hay que recuperar la confianza del vecino.

“Si, es fundamental, primero porque es obligación del municipio brindarle respuestas, llegar al vecino con la prestación de los servicios básicos. A veces se formulan grandes proyectos y se olvidan de los servicios básicos. Es muy importante en primer lugar asegurar esas prestaciones”.

-¿Cuál es su mirada de la Regina de hoy?

“Los vecinos me manifiestan y yo coincido en la visión de que Regina está quedada, que hay una sensación de dejadez, de darle poca importancia a nuestra ciudad, y creo que desde ese punto podemos trabajar mucho para revalorizar lo nuestro, nuestros espacios públicos, desde lo institucional. Querer más a nuestra ciudad y eso tiene que venir de la mano del Estado. Un municipio que no da respuestas a cuestiones básicas no puede impulsar que los vecinos le tengan más amor a su pueblo. Por eso es fundamental trabajar varios aspectos, no solamente lo que atañe a la prestación de los servicios sino también con estas cuestiones relacionadas a la cultural, lo educativo y también con aspectos sociales”.

En el sistema de trabajo, Ávila destacó el rol del empleado municipal. “Es fundamental en todo este proceso de reorganización interna para ser más eficientes. En primer lugar en lo que respecta a recursos humanos no sólo es el salario lo que determina que una persona trabaje conforme y a conciencia, sino que hay otros factores. Que tengan la indumentaria adecuada, los elementos de seguridad y que puedan desempeñarse en un ambiente de armonía, donde quien le da las instrucciones de trabajo sea claro, preciso, que no haya malos tratos, y donde realmente en cada área se pueda conformar un equipo de trabajo”.

“Desde el Ejecutivo se debe asegurar este ámbito laboral. Una de las cuestiones que a mí me apena mucho es cuando veo cómo se trasladan los trabajadores de Obras Públicas, a veces con riesgos de tener un tipo de accidente. Tenemos que protegerlos. La organización interna es un punto importante. Además hay que reforzar la capacitación y es fundamental la participación de los gremios, que nos acompañen a armar estos programas para reforzar el conocimiento que ya el empleado municipal tiene. Estas son cuestiones a abordar en primera instancia”, manifestó.

Ávila también se refirió a la cuestión de género y a la generacional. “La cuestión de género es importante en cierta medida. El 62% de los egresados de las universidades son mujeres. Sin embargo, la cantidad de mujeres en puestos ejecutivos apenas alcanza el 22%. En este sentido las mujeres tenemos que animarnos a tomar este tipo de desafíos y sobre todo si tenemos la posibilidad de cumplir roles de liderazgo, fomentar la unidad, el consenso y profundizar el diálogo”, manifestó en primer término.

Además señaló: “Por otro lado, generacionalmente, en mi caso con 40 años tener la posibilidad de ocupar un cargo de semejante responsabilidad creo que es muy bueno. Pero además tenemos una obligación muy importante, que es de la de formar cuadros técnicos en las generaciones que hoy se están incorporando al mercado laboral. Para poder generar cuadros técnicos que nos gobiernen en un futuro tenemos que dar el ejemplo, haciendo lo que predicamos, siendo responsables. Es imposible exigirle a un empleado municipal responsabilidad si el intendente llega a las 10 de la mañana a trabajar. Estas son cuestiones importantes que debemos ir desarrollando y se hacen desde el ejemplo”.

Sobre la generación de obra pública, indicó que “independientemente de quién gane la intendencia, veo muy positivo el futuro en este aspecto. Si es nuestro partido, por supuesto vamos a tener un respaldo importante del gobernador, pero independientemente del partido gobernante, el gobierno provincial ha estado siempre presente. De hecho está por comenzar la construcción de la ciudad judicial, una obra de 93 millones de pesos que va a generar muchas fuentes de trabajo, también va a haber repavimentación de caminos rurales, un plan director de cloacas, esto último con el financiamiento del Plan Castello, que va a permitir desarrollar obras emblemáticas en toda la provincia y en el que Regina no está ajena. Si logramos ganar la intendencia, vamos a gestionar cupos de viviendas, loteos sociales y vamos a trabajar fuertemente para culminar las obras de infraestructura en los loteos sociales que aún no pueden ser entregados porque faltan obras básicas”.

Comentarios de Facebook