gente votando (1)

El efecto Regina de cara a la elección provincial del 2019

El resultado electoral en las municipales de Regina tuvo efectos inmediatos hacia adentro de las fuerzas políticas que participaron de la compulsa.

El triunfo del Frente para la Victoria fue celebrado no sólo en la ciudad y en la provincia sino que tuvo repercusión a nivel nacional. Así lo demostraron las salutaciones enviadas por Cristina Fernández, José Luis Gioja, Agustín Rossi, además de las de intendentes y otros dirigentes justicialistas de todo el país. Sucede que Regina se transformó en un verdadero termómetro electoral y así se sintió desde uno y otro lado.

La ola exitista del FpV marca el punto de partida para quienes se encolumnan detrás de la figura del intendente de Roca y presidente del PJ de Río Negro Martín Soria en la aspiración de recuperar la gobernación de la provincia que trágicamente fue arrebatada tras la muerte de Carlos Soria.

Para ellos fue el punto de partida y sólo esperan que lo que queda de cara a las elecciones provinciales sirva para aglutinar y consolidar fuerzas que signifiquen otro triunfo electoral en el 2019.

No sólo la gobernación es importante para el FpV, también lo es el deseo de recuperar las intendencias que en el 2015 sucumbieron ante el ‘huracán’ Alberto. En este sentido Regina también es punta de lanza ya que Juntos Somos Río Negro no logró imponer a su candidata el pasado 15 de abril.

La contracara del resultado en Regina es precisamente el oficialismo gobernante en la provincia. JSRN recibió el golpe de haber perdido la elección aunque su máximo referente, Alberto Weretilneck, lo desestimó diciendo, con el resultado puesto, que “sólo se trató de una elección local”.

El sábado Juntos realizó su asamblea partidaria en Allen. Allí Weretilneck se sinceró: “En 2019 culminará mi ciclo como gobernador, pero el ciclo de Juntos Somos Río Negro continúa. Voy a seguir conduciendo el Partido y voy a trabajar todos los días para que los rionegrinos sigan confiando en nosotros como hasta ahora y nos lo ratifiquen con el voto el año próximo”.

De esta manera se pone fin a algunas especulaciones que indicaban que el mandatario provincial aspiraba a un nuevo período, pero al mismo tiempo se abre el juego para quienes aspiran a ser candidatos a la gobernación. Por ahora, Pedro Pesatti, Alejandro Palmieri y Mónica Silva son los anotados.

Fue el propio gobernador el que apuró los tiempos y adelantó que antes de junio la fórmula debería estar consensuada. “Hay que andar, caminar mucho y explicar todo lo que hicimos en estos siete años”, justificó Weretilneck ante la prensa.

En este escenario, Cambiemos aparece como un párrafo aparte. El tercer lugar obtenido en Regina por Carlos Rodríguez, con un porcentaje de votos cercano a Juntos, los mantiene en una posición expectante a la hora de ir trazando la estrategia de cara al 2019.

Sin embargo, pese al optimismo a nivel local, muchos referentes se muestran cautos a la hora de proyectarse en el territorio provincial, teniendo en cuenta que mucho depende de la gestión del presidente Mauricio Macri. No olvidan además que Río Negro siempre le fue esquiva a Cambiemos con el voto.

En líneas generales, algunas cartas ya están echadas sobre la mesa. Los próximos meses serán determinantes a la hora de definir el juego.

Comentarios de Facebook