El 15 de abril está muy cerca y esperamos que los candidatos presenten rápidamente un equipo experimentado así después no nos encontramos nuevamente con una academia municipal formando funcionarios

El 15 de abril está muy cerca. Esta elección impensada hace un par de años atrás obligó a las fuerzas políticas a organizarse para competir por la intendencia. Tan atípica es la elección que los electores se encontrarán con sólo un nombre en cada una de las cuatro listas que estarán en el cuarto oscuro: Carlos Vazzana (Frente para la Victoria), Carlos Rodríguez (Cambiemos), Marcela Ávila (Juntos Somos Río Negro) y Norma Dardik (Frente Unidad de los Trabajadores).

Sin embargo, este comicio se ha convertido en las últimas semanas en un verdadero termómetro electoral como un antecedente importante para las provinciales del 2019.

Así lo han entendido los referentes provinciales de las fuerzas políticas que compulsan en la elección, principalmente Martín Soria del Frente para la Victoria y Alberto Weretilneck de Juntos Somos Río Negro.

En cuanto a los candidatos la inactividad de Vazzana debido al proceso post cirugía que debió atravesar a principios de marzo fue aprovechada tanto por Ávila como por Rodríguez, quienes hicieron sus respectivos lanzamientos de campaña.

El fin de Semana Santo fue el momento elegido para la reaparición pública de Carlos Vazzana, quien recorrió Villa Alberdi acompañado de la diputada nacional María Emilia Soria y el legislador Luis Albrieu, además de otros referentes del justicialismo reginense, lo que ya en un principio marca una clara diferencia con la campaña del 2015.

Luego de la interna en febrero, el problema de salud por el que atravesó Vazzana a principios de marzo lo mantuvo al margen de la campaña.

Por el lado de Juntos Somos Río Negro, se ha visto una candidata muy activa, manteniendo reuniones con juntas vecinales, instituciones, entidades intermedias y, en los últimos días, también caminando los barrios reginenses.  Ávila fue la que puso primera ni bien se confirmó su nombre a mediados de enero. El acompañamiento del oficialismo se dio al principio con la visita de ministros y miembros del gabinete de Weretilneck para participar de distintas reuniones junto a la candidata.

El gobernador estuvo presente durante la presentación del plan de gobierno y señaló que “Ávila es la candidata mejor preparada para esta elección” y anticipó que la elección del gabinete, en caso de una victoria, es decisión exclusiva de Ávila.

Para Cambiemos, una buena elección dentro de dos semanas significará un aliciente importante para ir consolidando a esta alianza a nivel local y provincial. Desde antes de la renuncia de Daniel Fioretti los dirigentes reginenses ya deslizaban la intención de presentar candidato en el 2019. Lógicamente ahora se aceleraron todos los tiempos.

A Carlos Rodríguez se lo ha visto junto a los diputados nacionales Sergio Wisky y Lorena Matzen, además de funcionarios y referentes de Cambiemos en la provincia. Gustavo Gallardo, presidente del Comité de la UCR en Regina, es el local con mayor participación en la campaña del bioquímico, aunque no otros referentes del radicalismo reginense.

En cuanto a Dardik, fiel a su estilo, viene participando de distintos encuentros, presentándose como la única opción para defender los derechos de los trabajadores. Así lo puso de manifiesto incluso en el encuentro convocado por la Comisión Fiscalizadora de Loteos, donde reivindicó el trabajo realizado por la Asamblea por el Techo Propio que la tiene como principal referente.

Esta última semana y media será decisiva para los cuatro. Dentro de menos de dos semanas en toda la provincia se estará atento a los resultados de la elección reginense, porque no sólo están en juego los 18 meses de gestión en el Ejecutivo local sino que se presenta como una medición de fuerzas para proyectar cómo están parados en el escenario provincial.

La reunión con los referentes de los loteos, que se realizó el lunes de la semana pasada, dejó un punto importante a tener en cuenta. Allí estuvieron 3 de los 4 candidatos, con la ausencia lógica de Vazzana.

En esa oportunidad los vecinos insistieron en que los candidatos hablen de su gabinete o el equipo de trabajo que iban a tener en el caso de ganar las elecciones. Ningún candidato arriesgó nada. Por el lado de Carlos Rodríguez (Cambiemos) intentó dejar en claro qué ningún ex funcionario de Daniel Fioretti iba a estar en su equipo de trabajo. Seguramente esto se debe a que quienes trabajaron con el ex intendente hoy son parte de esta fuerza política militando fuertemente a través de sus redes sociales y junto al candidato.

Marcela Ávila (JSRN) dijo que prefería no arriesgar ningún nombre y Norma Dardik (FUT) supo evadir la pregunta de una manera políticamente correcta. Así algunos nos fuimos pensando en que quizá, hasta entonces, no había equipos de trabajo consolidados en estas 3 fuerzas políticas. Carlos Vazzana se mostró en fotos con quienes lo acompañarían y hasta ahora es el único que mostró un equipo armado.

“El regreso” de Vazzana parece que no estaba en los planes de los otros partidos y varios medios de comunicación. Algunos hablaban de una rehabilitación de 6 meses y otros arriesgaban que Vazzana no estaba en condiciones de continuar con la campaña pensando que su salud era una bomba de tiempo y que no estaba en condiciones de enfrentar esta elección.

La carrera por la intendencia tuvo un condimento interesante con la reaparición del candidato del Frente para la Victoria acompañado del ex intendente Luis Albrieu y la diputada nacional María Emilia Soria con un fuerte apoyo del candidato a gobernador Martín Soria.

El 15 de abril está muy cerca y esperamos que los demás candidatos presenten rápidamente un equipo experimentado así después no nos encontramos nuevamente con una academia municipal formando funcionarios.

Comentarios de Facebook