¿Cómo se ha traducido el compromiso presidencial en los municipios de la región?

La generación de obra pública es siempre uno de los principales objetivos de los gobiernos locales, provinciales y nacional. Es que ella trae aparejada la creación de puestos de trabajo, favorece el comercio local, además de contribuir al desarrollo y crecimiento de cada comunidad.

Los municipios pueden encarar trabajos de este tipo con recursos propios y, cuando se trata de obras de gran envergadura, se recurre a Provincia o a Nación.A menos de un año de haber asumido la Presidencia de la Nación, Mauricio Macri convocó a los intendentes de todo el país a Tecnópolis. En este encuentro les manifestó su compromiso de “estar al lado de cada uno de ustedes” e indicó que “invertir genera futuro, con cada uno de ustedes que levante esa bandera bien alta, este gobierno va a estar ahí con hechos concretos”.

“No tengan dudas, sus agendas son nuestras agendas, sus objetivos son nuestros objetivos. Estaremos con cada uno que tiene un compromiso con la gestión, con sus vecinos y con invertir, porque la verdadera diferencia es la capacidad de inversión que tenga cada uno de sus gobiernos”, dijo el Presidente en esa oportunidad.

¿Cómo se ha traducido ese compromiso presidencial en los municipios de la región? Casi simultáneamente a esa reunión de septiembre de 2016, el entonces intendente de Villa Regina Daniel Fioretti firmó el convenio por el plan integral de mejoras en barrio Villa Alberdi enmarcado en el programa Habitat, lo que significaba una inversión de 48 millones de pesos provenientes del gobierno nacional para la ciudad. A dos años de esa rúbrica, y por distintos motivos, sólo ha llegado la primera cuota de ese total.

Chichinales no tiene obra pública financiada por Nación en marcha. De hecho, recién esta semana el intendente José Rivas ha mantenido audiencias con funcionarios nacionales en Buenos Aires. Además de participar en el encuentro convocado por el ministerio de Transporte para explicar detalles sobre el proyecto de Tren Norpatagónico, el jefe comunal confirmó estas reuniones.

“En realidad tengo un par de reuniones previstas, me ha dado una mano importante el colega Miguel Martínez. Necesitamos cosas en la localidad que por ahí están más al alcance del gobierno nacional y hay más lugares donde recurrir. Hay un par de audiencias que él me ha generado que creo que van a ser positivas”, indicó Rivas a LCRegina desde Buenos Aires en la mañana de ayer martes.

Sin dudas, Huergo ha sido la localidad del Alto Valle Este más beneficiada. Si bien los fondos comprometidos por Nación para Regina son importantes, en Huergo las obras se han visto concretadas, como es el caso del asfalto, a lo que suman gestiones más recientes, como el aporte de poco más de un millón de pesos para adquirir un nuevo camión regador.

No se equivocaba Martínez que durante esta etapa “se iban a abrir para Huergo puertas que durante mucho tiempo estuvieron cerradas”. Lógicamente la afinidad política entre el gobierno nacional y el que encabeza Martínez en la vecina localidad valletana ha tenido mucho que ver pero sin la capacidad de gestión de nada hubiera servido esa sintonía.

Godoy ha motorizado la obra pública en muchos casos con recursos propios a los que se han sumado aportes provinciales. El Centro Integrador Comunitario se encaró en principio con fondos nacionales aunque la última etapa fue afrontada con aportes municipales.

Históricamente Mainqué ha quedado al margen de las obras financiadas por Nación. Por el momento se proyecta el Plan Director de Desagües Cloacales que se ejecutará con fondos del Plan Castello, es decir, provinciales.

Valle Azul, con una importante gestión del comisionado Heber Trincheri, ha desarrollado una serie importante de trabajos con recursos propios y también del gobierno provincial. ¿Qué pasará el año próximo? El presupuesto nacional para el 2019 no es demasiado alentador en este aspecto, pero, como en todo año electoral, todo puede pasar.

Comentarios de Facebook